“No podemos permitir que la violencia sea normalizada y continúe cobrando vidas”

En Intercambios Puerto Rico nos unimos al Plantón Feminista contra la Violencia Machista y a las exigencias hechas al gobernador, Ricardo Roselló Nevárez, para que firme la orden ejecutiva y se atienda de manera expedita el alza en la violencia contra la mujer con un plan de emergencia nacional contra la violencia de género.

El tema de la violencia de género debe ser prioridad en los planes de este gobierno, nos urge cambiar el modelo patriarcal con el que se construye nuestra sociedad, no podemos permitir que la violencia sea normalizada y que continúe cobrando la vida de mujeres.

Además, aprovechamos y añadimos a esa lista de exigencia tratamientos y confinamiento con perspectiva de género para las usuarias de drogas, que son invisibilizadas en un sistema punitivo, que no solo las criminaliza, la priva de servicios que atiendan sus necesidades particulares y las encarcelan en un sistema penitenciario creado para hombres.

Exigimos también que se regule el trabajo sexual y que no sea visto como delito en el código penal.  No es trata si tú decides que hacer con tu cuerpo y son las faltas de regulaciones las que ponen en vulnerabilidad a las mujeres y aquellas personas que deciden utilizar su cuerpo como medio de trabajo para sobrevivir en un país que cada día cuenta con menos oportunidades de empleo y una crisis económica que se agudiza cada día.

Basta ya, de ver a las mujeres como una pertenencia más del hombre, es tiempo de romper con el patriarcado que lo que fomenta es el control de nuestros cuerpos, sentimientos, comportamientos y de nuestra vida en general. Las situaciones mencionadas anteriormente son manifestaciones de violencia, porque la violencia se ve manifestada en múltiples maneras y sin dudas deja marcas, que sin son ignoradas llega a feminicidios.

Basta ya, de mirar al lado y pensar que esto no nos afecta, porque no es correcto, son las vidas de nuestras madres, hijas, abuelas, hermanas, sobrinas las que se están perdiendo.

Es momento de iniciar un nuevo ciclo en el país en donde se eduque sobre la perspectiva de género y se derrumben todas las construcciones sociales que lo que fomentan y perpetúan, es la desigualdad entre las personas.