“No relacionan el humo del cannabis con problemas respiratorios”

La exposición prolongada al humo de cannabis no está asociada con efectos adversos significativos sobre la función pulmonar, según los datos clínicos publicados en la revista Chronic Obstructive Pulmonary Diseases.

La investigación dirigida por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Colorado evaluó la relación entre el consumo de cannabis y la función respiratoria en un grupo de 2,300 sujetos entre las edades de 40 y 80 años, muchos de los cuales también fumaban tabaco.

Los autores informaron que “ni el consumo actual ni anterior de cannabis se asoció con un mayor riesgo de tos, sibilancias o bronquitis crónica en comparación con grupos que nunca han consumido cannabis”.

Los fumadores de cannabis actuales y anteriores tenían un FEV1 (volumen de aire que se expulsa) significativamente más alto, cuando se compara con que nunca han fumado cannabis. “El consumo de marihuana se asoció con un enfisema cuantitativo significativamente menor en comparación con los que nunca han consumido, incluso, luego de ser ajustado por edad, años actuales de consumo de tabaco y el índice de masa corporal. De acuerdo con otros estudios publicados, tampoco encontramos que el uso de marihuana se asocie con enfermedades pulmonares obstructiva”.

Los investigadores también informaron que el uso combinado a largo plazo de tabaco y cannabis no se asoció con ningún efecto aditivo adverso sobre los pulmones. Sin embargo, el consumo excesivo de cannabis se asoció con más síntomas de bronquitis crónica.

“Entre los adultos mayores con antecedentes de consumo de tabaco, el consumo de marihuana no parece aumentar el riesgo de una función pulmonar adversa. Puede haber un riesgo poco elevado de uso de marihuana para un aumento adicional de los síntomas respiratorios o efectos adversos entre aquellos con un historial de consumo de tabaco relacionado”.

Estudios previos que han evaluado los efectos de la exposición prolongada al humo de cannabis en la función pulmonar informaron que el historial de consumo de cannabis en las personas no se asocia con una mayor incidencia de enfermedades pulmonares obstructivas crónicas, cáncer de pulmón o con otros efectos perjudiciales en la función pulmonar.