“No relacionan la cercanía a dispensarios con el consumo en las escuelas”

El establecimiento de dispensarios de “cannabis medicinal” cercanos a escuelas no ocasiona que los adolescentes sean más propensos a utilizar cannabis, según datos publicados en el Journal of Adolescent Health.

Investigadores de la Universidad de California examinaron la asociación entre el establecimiento de dispensarios de “cannabis medicinal” en vecindarios escolares y los patrones de uso de adolescentes en California.

Estos señalaron que, “la distancia de la escuela al dispensario de marihuana medicinal más cercano no se asoció con la utilización de marihuana en los adolescentes en el último mes o la susceptibilidad a usar marihuana en el futuro, ni tampoco el recuento ponderado de dispensarios de marihuana medicinal dentro de las cercanías de la escuela. Ni el precio del producto ni la variedad de producto en el dispensario más cercano a la escuela se asociaron con el uso de marihuana o la susceptibilidad de uso. Los resultados fueron firmes a las distintas especificaciones de la regulación del cannabis medicinal”.

“No encontramos apoyo empírico de las asociaciones de disponibilidad, precio y variedad de marihuana medicinal en las escuelas con uso de marihuana y susceptibilidad de uso para adolescentes en el futuro”.

Los hallazgos del estudio son consistentes con estudios previos que encontraron que la regulación del cannabis no está asociada con el aumento en el acceso o el uso de marihuana en adolescentes.

Por otro lado un informe realizado en Estados Unidos afirma que la legalización de cannabis ha bajado el consumo de esta planta entre lo más jóvenes. Investigadores de la Universidad de Colorado, la Universidad de Nueva York, la Universidad Johns Hopkins y el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado realizaron un estudio comparando los datos antes de la legalización del cannabis en Colorado en el otoño de 2013 y otoño del 2015.

El informe señaló que, en general, el número de jóvenes que fumaban cannabis no cambió significativamente.

Otras investigaciones realizadas por Administración Federal de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA) también mostraron que la legalización del cannabis ha venido acompañada de unas cifras que demuestran una caída en el consumo de cannabis por adolescentes estadounidenses.