DEA: ‘Nuevo código prohíbe los extractos de cannabis, incluyendo aceites CBD’

Leyó bien. Parece que la Drug Enforcement Administration enloqueció y presentó un nuevo código que prohíbe los extractos de cannabis, incluyendo el aceite de CBD que se consigue en distintos establecimientos como un suplemento sin recomendación médica.

Aunque esto no representa un cambio en la ley federal, muchos productores de CBD han operado bajo el supuesto de que los productos basados ​​en cannabis con menos del 0.3 de THC el porcentaje permitido para que en el cannabis sea legal. Pero ese no es el caso, según este anuncio de la DEA, la nueva definición de la DEA sobre extractos de marihuana que se publicó en el Registro Federal lee: “un extracto que contiene uno o más cannabinoides que se ha derivado de cualquier planta del género Cannabis, distinta de la resina separada (ya sea cruda o purificada) planta”.

Esto significa que cualquier extracto de la planta cae dentro de la clasificación de la Lista I, al igual que el THC la sustancia psicoactiva de la planta. También se aplica a los productos CBD derivados del cáñamo. De hecho, según la publicación, la clasificación se aplica a todos los “extractos que se han derivado de cualquier planta del género Cannabis”.

California fue el primer estado en legalizar la marihuana medicinal en 1996, lo siguió Colorado en 2000, cuando los votantes aprobaron la enmienda 20 y legalizaron cantidades limitadas de marihuana medicinal para los pacientes y sus cuidadores primarios.

“Una vez más ha quedado demostrado que el gobierno federal ha preferido ignorar los adelantos en la ciencia moderna”, expresó Nate Bradley al medio WestWord. “Todos reconocen que el CBD tiene numerosos usos médicos, incluyendo la reducción de los efectos de la epilepsia y la reducción de la inflamación muscular de las lesiones. El código muestra un completo desprecio por los hechos,” señaló el director ejecutivo de la California Cannabis Industry Association.

De acuerdo con el Registro Federal, se hizo la aclaración que los Estados Unidos cumplieran los tratados internacionales de drogas. “Existen algunas diferencias entre los controles regulatorios referentes al extracto de marihuana versus los de marihuana y tetrahidrocannabinoles”, lee el texto. “La DEA ha establecido previamente números de código separados para el cannabis y para el tetrahidrocannabinol, pero no para el extracto de cannabis”.

El Administrador Interino de la DEA, Chuck Rosenberg, señaló que el nuevo código era necesario para  cumplir con las disposiciones de tratados internacionales y supuestamente para poder “rastrear cantidades de este material por separado de las cantidades de marihuana”.

En virtud de la Ley de Sustancias Controladas, la marihuana recibió un código: 7360. Esta actualización crea un nuevo código, 7350, específicamente para un “Extracto de Marihuana”. Cualquier entidad que maneje marihuana debe seguir registrándose bajo 7360. Pero ahora, cualquier entidad que maneje únicamente extractos de marihuana tendrá que modificar su registro bajo 7350 y actualizar ese registro anualmente.

Las empresas que crean o venden productos CBD tendrán que registrarse con las agencias bajo el nuevo código. Los afectados tienen sólo treinta días a partir del 14 de diciembre para hacer el papeleo inicial. Si no cumplen con el plazo, su registro estará en violación.

“Esta es una medida equivocada y, francamente, ignorante de la DEA”, criticó Jeffrey Zucker, presidente y co-fundador de Green Lion Partners en Denver. “El CBD no hace nada más que ayudar a la gente, y es absurdo colocarlo en un nivel tan restrictivo como la heroína. Esperemos que la reacción sea lo suficientemente grande como para que reconsideren, ya que al único grupo que esta decisión beneficia es la industria farmacéutica,” quienes continuarán restringiendo el acceso a la planta.

Related posts: