NYPD dejará de arrestar por posesión de pequeñas cantidades de marihuana

La Ciudad de New York le pusieron fin a los arrestos por posesión simple de marihuana. Cuando el Alcalde D’ Blasio y el comisionado de la policía, Bill Bratton, anunciaron que los policías podrán emitir una citación a la persona que sea detenida con pequeñas cantidades de marihuana. Con esto se evitaría las horas de arresto, el proceso de fichaje y hasta las noches de detección en lo que se le asignaba una cita al juzgado a la persona acusada.

El comisionado de la policía simuló con una bolsa con orégano la cantidad permitida para que sea considerada una posesión simple de marihuana.

A partir del 19 de noviembre, si la policía encuentra a alguien en posesión de 25 gramos o menos, los oficiales emitirá una citación en lugar de efectuar una detención. Siempre y cuando no exista una orden de arresto de la persona y la persona tenga una identificación. Esto podría variar en los predios de una escuela o si se esta fumando en la calle, donde podría ser arrestado en lo que se le ficha, aunque luego sufra una mera sanción o un programa educativo de abuso de sustancias.

La posesión de menos de 25 gramos de marihuana en NYC es castigable con multas de unos $100 dólares en la primera ocasión y de $250 dólares en próximas ocasiones. Esta es una de las ‘lagunas legales’ que mantiene las leyes de marihuana en la Gran Manzana, donde a pesar de mantener una descriminalización desde la década del setenta, se continuaba con los arrestos innecesariamente. Donde las llamadas minorías raciales siempre sufren el peor embate de los “cacheos y arrestos” por marihuana.

Imagen de Daily News
Imagen de Daily News

Pero esto supuestamente ha ido cambiando gracias a la presión de grupos que salieron a protestar en contra de los “stop and frisk” que sufrían las comunidades de negros y latinos por parte de la policía. Tanto así que, el cese de los arrestos y reformar las políticas de marihuana fueron promesas de campaña del Alcalde D’ Blasio abiertamente. Aunque, el comisionado Bratton se había expresado en contra de la medida, tuvo la fuerte presión de grupos comunitarios, del propio alcalde y sobre todo de la fiscalía del Distrito de Brooklyn que se había negado a procesar citaciones por pequeñas cantidades de marihuana.

Contrastando esto con Puerto Rico, resulta injusto tantos años y millones de asesoría que se le han pagado al NYPD y a otros quincalleros de políticas punitivas y vigilancia del estado de New York, como los es Rudolph Giuliani. ¿Cuántos policías del NYPD nos hemos traído para copiar modelos que no han dado resultados con los problemas de criminalidad de la Isla? Pero los políticos del ELA no son capaces de copiar las políticas públicas de marihuana y algunos programas de reducción de daños de la Ciudad de New York que, aunque no son las mejores, de seguro son enfoques menos punitivos y han dado mejores resultados que los del Estado Libre Asociado.

Lo que en New York se castiga con un mal rato y par de pesos. En Puerto Rico destroza vidas y familias, encerrando a jóvenes por tres años y 5 mil dólares de multas por la simple posesión de marihuana. Con agravantes, el castigo puede llegar hasta los seis años de prisión. Un abuso desproporcionado e inhumano. ¡Basta ya! No más presos por marihuana.

Related posts: