OEA llama a los estados a revisar sus políticas de drogas

La XLVI Asamblea General Extraordinaria de la Organización de los Estados Americanos (OEA) celebrada la semana pasada en Ciudad de Guatemala se aprobó una resolución titulada: “Reflexiones y lineamientos para formular y dar seguimiento a las políticas integrales frente al problema mundial de las drogas en las Américas”. La misma reconoce la importancia de la implementación de las tres convenciones sobre drogas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que constituyen el marco del sistema internacional de fiscalización de drogas, y la necesidad de que los Estados consideren “revisar periódicamente las políticas sobre drogas adoptadas, con el objeto que éstas sean integrales y centradas en el bienestar de la persona para hacer frente a sus retos nacionales y evaluar su impacto y efectividad”. Además, propone desarrollar respuestas a los nuevos retos del problema mundial de las drogas “que prevengan los costos sociales o contribuyan a su reducción, y cuando corresponda, revisar el abordaje de enfoques tradicionales y considerar el desarrollo de nuevos enfoques, basados ambos en evidencia y conocimiento científico”.

Asimismo, el documento aprobado alienta a los Estados Miembros “a desarrollar o adoptar políticas y programas con un enfoque integral”; a “promover y fortalecer programas de desarrollo integral con inclusión social”; a considerar “programas y acciones que atiendan las necesidades de las víctimas de la violencia y de la delincuencia”; a “continuar invirtiendo en las necesidades específicas de los grupos en situación de riesgo”; a hacer un análisis “de las causas estructurales, detonantes y los múltiples factores que contribuyen a la violencia y a la delincuencia” para ser considerado para la elaboración del Plan de Acción Hemisférico sobre Drogas 2016-2020; y a abordar “la necesidad de continuar reduciendo los niveles de impunidad con que operan los grupos de delincuencia organizada”, entre otros.

Se seguirá participando y liderando los esfuerzos regionales en esta materia. Pero también de cara a la Asamblea Especial de las Naciones Unidas en 2016, la Resolución adoptada constituye un insumo valioso para el Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas y el proceso preparatorio de dicha Asamblea, ya que contiene la posición común del hemisferio en torno a políticas de drogas más eficaz,” agregó Carlos Raúl Morales, jefe de la diplomacia guatemalteca

En el transcurso de la primera plenaria, el Secretario General Insulza presentó su informe sobre seguimiento a la Declaración aprobada en la XLIII Asamblea General del Organismo, que se celebró en 2013 en La Antigua Guatemala bajo el lema “Por una política integral frente al problema mundial de las drogas en las Américas”. El reporte, que le fue mandatado por el máximo órgano de la institución, describe las acciones realizadas por la Secretaría General, el mismo Secretario General y los Estados Miembros en seguimiento a la resolución de La Antigua Guatemala.

En relación a las actividades de la Secretaría General, el informe enumera acciones como el Programa Regional Conjunto de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) de la OEA y la Organización Panamericana de la Salud (OPS); el trabajo del Observatorio Interamericano sobre Drogas de la CICAD; las tareas de fomento de la cooperación horizontal y Sur-Sur para el intercambio de experiencias y buenas prácticas; la continuación y sistematización del Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM); los esfuerzos por integrar los puntos de vista de la sociedad civil sobre drogas; y en general los constantes trabajos de fortalecimiento institucional, desarrollo de capacidades y apoyo técnico a los Estados Miembros.

El Secretario General Insulza presentó el Informe sobre el Problema de las Drogas en las Américas -entregado por la OEA en mayo de 2013 y clave para el debate posterior en el Hemisferio- en las Cumbres del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y de la Comunidad del Caribe (CARICOM); en Uruguay al Presidente José Mujica; en México en un debate con representantes del Gobierno y la sociedad civil; en Chile ante académicos, miembros de la legislatura y del Gobierno; en Estados Unidos ante diversas instancias de la sociedad civil ; en Brasil ante representantes del Gobierno y la sociedad civil; en las Asambleas Generales de Naciones Unidas y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS); en la Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas (MISPA);y en diversos foros en el Reino Unido, España, Portugal y Francia, entre otros.

Finalmente, el documento presentado a la asamblea destaca que, entre otros avances de los Estados Miembros, Guatemala creó una comisión nacional sobre drogas; los países del Caribe crearon una comisión conjunta para estudiar temas relacionados con la despenalización del uso personal de la marihuana; Uruguay aprobó una ley que crea un mercado regulado de cannabis; México implementó el “Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia; Colombia creó una comisión nacional multidisciplinaria; y en Estados Unidos se abrió un amplio debate y en los estados de Washington y Colorado se abrió una industria legal de marihuana.