ONU alerta sobre aumento de mercados ilícitos con drogas más peligrosas

En 2015, alrededor de un cuarto de mil millones de personas consumían drogas. De éstos, alrededor de 29.5 millones de personas -o sea el 0.6% de la población adulta mundial- participaban en un uso problemático y sufrían de trastornos relacionados con el uso de drogas, incluida la dependencia. Los opioides son el tipo de droga más dañina y representa el 70 por ciento del impacto negativo en la salud asociado con los trastornos de uso de drogas en todo el mundo, según el último Informe Mundial sobre Drogas del 2017, publicado por la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

Según el Informe, Estados Unidos es el mayor consumidor de heroína en el mundo; y sufre una “verdadera epidemia” de consumo combinado de medicamentos opiáceos por prescripción médica y heroína. Cerca de un 25% de muertes por drogas en el mundo tienen lugar en ese país, mayoritariamente por opiáceos: las sobredosis se triplicaron entre 1999 y 2015, pasando de 16,849 a 52,404.

Informe Mundial sobre Drogas del 2017

Igualmente, el informe reveló que México es el tercer productor de heroína en el mundo, además de ser uno de los más importantes productores y corredores de tráfico de cocaína y cannabis hacia Estados Unidos. Por delante de México, en producción de heroína, están Afganistán y Myanmar.

Se calcula que en 2014, la venta de drogas reportó aproximadamente entre un quinto y un tercio de los ingresos de los grupos delictivos organizados transnacionales en todo el mundo.

Se estima que el 5% de la población mundial consumió algún tipo de droga en 2015, es decir, alrededor de 250 millones de personas de entre 15 y 64 años, consumieron por lo menos una droga en 2015, lo que equivale aproximadamente a la suma de la población de Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido. Al menos 190.000 murieron ese año por causas directas relacionadas con los estupefacientes, informó hoy la ONU. Señala el reporte que sólo una de cada seis personas que requiere tratamiento por estos trastornos recibe asistencia, la mayoría en los países desarrollados.

Mientras que el mercado de nuevas sustancias psicoactivas sigue creciendo, los usuarios desconocen el contenido y la dosificación de sustancias psicoactivas. Esto potencialmente expone a los usuarios a riesgos graves adicionales para la salud.

Informe Mundial sobre Drogas del 2017

Por otro lado, el informe encuentra que la hepatitis C está causando el mayor daño entre los 12 millones de personas que se inyectan drogas en todo el mundo. De este número, uno de cada ocho (1.6 millones) viven con VIH y más de la mitad (6.1 millones) viven con hepatitis C, mientras que alrededor de 1.3 millones sufren de hepatitis C y VIH. En general, tres veces más personas que consumen drogas mueren por hepatitis C (222.000) que por VIH (60.000). Sin embargo, el Informe hace hincapié en que a pesar de los recientes avances en el tratamiento de la hepatitis C, el acceso sigue siendo deficiente, ya que el tratamiento sigue siendo muy costoso en la mayoría de los países.

El informe concluyó que el mercado mundial de la droga “está prosperando” y “diversificándose” con una producción de cocaína y opio al alza, el desarrollo de sustancias sintéticas y un aumento de la mortalidad por opiáceos.

El fentanilo, un nuevo analgésico en polvo 50 veces más potente que la heroína y que ha causado numerosas sobredosis en EE.UU. en los últimos años. También nuevas sustancias psicotrópicas que imitan a drogas tradicionales de origen vegetal, como los cannabinoides sintéticos, suponen un riesgo, porque son mucho más potentes y su composición puede ser especialmente nociva.

Por otra parte, en 2015, el volumen de fabricación mundial de clorhidrato de cocaína puro ascendió a mil 125 toneladas, es decir un aumento global de 25% respecto a 2013.

“Últimamente se ha venido prestando especial atención a las amenazas planteadas por la metanfetamina y las nuevas sustancias psicoactivas. Sin embargo, como muestra el informe, tanto la fabricación de cocaína como la de opioides van en aumento”, resaltó Fedotov.

En general, el narcotráfico parece haber aumentado ligeramente en 2015, y los mercados de algunas drogas, especialmente cocaína y sustancias sintéticas, parecen estar prosperando”, afirma el informe. Nunca antes se había incautado tanta droga en el caso de la cocaína ascendió a 864 toneladas. El informe apunta que el narcotráfico y el menudeo de drogas supone entre un quinto y un tercio de los ingresos de grandes grupos trasnacionales de crimen organizado.

En el Caribe, la cantidad de cocaína incautada aumentó de 8 toneladas en 2010 a 15 toneladas en 2014 y 23 toneladas en 2015, con la mayoría de las incautaciones registradas por Puerto Rico, seguida por la República Dominicana. La cocaína que llega a Puerto Rico está destinada casi exclusivamente al continente de los Estados Unidos, a menudo ingresando al país por Florida o New York, mientras que la cocaína que transita por la República Dominicana está destinada a Estados Unidos y Canadá, así como a Europa, con Bélgica, Italia, Suiza que informa que la República Dominicana es un importante país de tránsito para el tráfico de cocaína.

Entre las nuevas tendencias, que suponen un reto para la lucha contra el crimen, está el crecimiento de la venta de drogas en la “red oscura” o internet, donde se preserva el anonimato de los participantes.

El Informe Mundial sobre las Drogas 2017 también hace énfasis en la corrupción como un factor determinante en las redes de narcotráfico. “La corrupción es el gran factor coadyuvante de la delincuencia organizada y, a lo largo de toda la cadena de la oferta de drogas ilícitas, existen oportunidades para caer en la corrupción. Sin embargo, se conoce muy poco acerca de la manera en que interactúan los diferentes tipos de corrupción con los mercados de drogas”, señala Yury Fedotov, director ejecutivo de la UNODC, en el informe.

Este año se cumplen 20 años del Informe Mundial sobre las Drogas. El Director Ejecutivo de la ONUDC, Yury Fedotov, destacó que el documento final de la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU de 2016 sobre el problema mundial de las drogas (UNGASS) contiene más de 100 recomendaciones concretas para reducir la demanda y la oferta, pero reconoce que aún queda mucho por hacer.

Según informes de UNODC, Puerto Rico es el duodécimo consumidor de cocaína del continente y undécimo de marihuana.

Related posts: