Pendientes a la salud emocional luego del huracán

Todos los desastres, pueden causar angustia emocional. Los sobrevivientes que viven en las áreas impactadas, los seres queridos de las víctimas, los primeros en responder, los trabajadores de rescate y recuperación están en riesgo.

Aunque las reacciones pueden variar de una persona a otra, respuestas como sentimientos de ansiedad abrumadora, preocupación constante, problemas para dormir y otros síntomas parecidos a la depresión son comunes antes, durante y después del evento. La mayoría de las personas que son afectadas por un desastre son capaces de ‘recuperarse’ en un corto período de tiempo, pero es posible que otras necesiten apoyo adicional para enfrentar sus sentimientos y continuar hacia el camino de la recuperación.

Es importante saber cuándo es necesario pedir ayuda. Las señales del estrés relacionado con un desastre pueden incluir las siguientes:

  • Comer o dormir demasiado o muy poco
  • Dolores de estómago o de cabeza
  • Rabia, irritabilidad, tendencia a atacar verbalmente a otros
  • Tristeza inconsolable
  • Preocupación constante; sensación de culpa sin saber por qué
  • Necesidad de mantenerse ocupado todo el tiempo
  • Falta de energía; cansancio permanente
  • Aumento del consumo de alcohol o de tabaco; drogas ilegales
  • Dificultad en conectarse con otros
  • Sentir que nunca volverá a ser feliz
  • Sentirse inusualmente olvidadizo o confuso; nervioso, enojado o alterado, o preocupado y con miedo
  • Tener pensamientos y recuerdos que no puede sacarse de la cabeza
  • Pensar en lesionar o matar a alguien o a usted mismo
  • No poder realizar las tareas diarias tales como atender a sus hijos o ir a trabajar o a la escuela

¿Ha sido usted o un miembro de su familia afectado por una catástrofe natural o una causado por un ser humano?

Puede llamar a la línea de ayuda administrada por la Substance Abuse and Mental Health Services Administration (SAMHSA) of the U.S. Dept. of Health and Human Services (HHS): (1-800-985-5990) en español o en envíe un Mensaje SMS “Hablanos” al 66746. Para Puerto Rico e Islas Vírgenes (1-212-461-4635).

De igual forma, Puerto Rico cuenta con la Línea PAS (Primera Ayuda Sicosocial) de ASSMCA (1-800-981-0023), disponible 24 horas, todos los días del año.

Si usted o alguien que usted conoce no puede recuperarse después de una catástrofe, sepa que no está solo. Busque ayuda.

Related posts: