Permitirán utilizar cannabis en los bares y restaurantes de Denver

Algunos vecindarios mayormente en áreas turísticas se quejaban del uso de marihuana en las calles y en áreas indebidas. Por tal razón, los votantes de Denver decidieron ir a las urnas y aprobaron (53-47) la primera ley de EEUU que permite a bares y restaurantes ofrecer a sus clientes la opción de consumir marihuana junto a un cóctel o una comida. Sin embargo, no se permitirá fumar cannabis en interiores, y los establecimientos necesitarán primero la aprobación de los vecinos.

Los votantes de Denver aprobaron la Propuesta 300 el mismo día en que cuatro estados legalizaron el consumo de la planta para todos los adultos, y otros cinco estados lo autorizaron para personas enfermas, en indicios de que la sociedad ha aumentado su tolerancia a esta droga.

“Es lo sensato, esto trata de responsabilidad personal y adultos respetuosos que quieren tener un lugar donde disfrutar del cannabis”, comentó Emmett Reistroffer, consultor de marihuana de Denver y director de campaña de la medida a favor de permitir la opción en bares.

La medida de Denver entra en vigor con efecto inmediato, pero tiene sus limitaciones.

En primer lugar, los bares y restaurantes interesados tendrán que demostrar que tienen el apoyo del barrio antes de conseguir una licencia para permitir el consumo de marihuana. Además, los clientes tendrán que llevar su propia marihuana para cumplir la ley estatal que veta la venta de la yerba en el mismo lugar que comida o bebida. La ley permite habilitar zonas para fumar en el exterior con algunas restricciones. También establecimientos que no sean de hostelería, como estudios de yoga o galerías de arte, podrán establecer zonas para fumar u organizar eventos que ofrezcan marihuana, comida y bebida.

La medida reducirá los casos de turistas que fuman en las aceras y parques porque no tienen un lugar privado donde consumir marihuana, señaló Mason Tvert, portavoz del Marijuana Policy Project.

Los partidarios de la medida no saben cuándos establecimientos solicitarán los permisos ni cuánto tiempo les llevaría demostrar el apoyo de la comunidad y recibir permisos. De modo que podrían pasar meses antes de que Denver tenga cafeterías como las de Ámsterdam.

La norma expira en el 2020 a menos que las autoridades renueven las licencias o los votantes la conviertan en permanente.

La normativa actual permite a cada jurisdicción determinar dónde puede consumirse marihuana en público, lo que ha producido un mosaico de ordenanzas locales sobre el tema. Denver es la primera ciudad que permite el consumo en bares y restaurantes.

“Todo el objetivo de este iniciativa es proporcionar a los adultos espacios privados en los que puedan consumir cannabis para que no consuman en público”, comentó Tvert, señalando que la iniciativa no sólo ayuda a los turistas, sino a adultos que quizás no quieran tomar marihuana delante de sus hijos o inquilinos cuyos arrendadores ejerzan su derecho a prohibir el consumo en su vivienda.