Policía municipal de San Juan «bregará diferente» la posesión de cannabis

En esta ocasión el turno de las reformas tímidas fue hecho por la Legislatura Municipal de San Juan, al presentar una ordenanza que establecería que los policías municipales referirán a los policías estatales cuando intervengan con una persona con menos de una onza de cannabis para uso personal.

La ordenanza municipal número 14 presentada por el presidente de la Legislatura, Marco Antonio Rigau, establecería que la Policía municipal refiera a la estatal todo caso en el que una persona posea para consumo propio una onza o menos de cannabis y/o cualquiera de sus derivados o parafernalia, siempre que no exista venta.

“Los gobiernos municipales tienen cada vez menos recursos. Hay situaciones mucho más graves que la posesión de un cigarrillo de marihuana. Por eso, la Policía Municipal tiene que dedicarse a asuntos más serios y no a cosas irrelevantes”, expresó Rigau en conferencia de prensa, a la vez que especificó que, «la venta no está cubierta”.

El presidente de la Legislatura Municipal mencionó que espera que se atienda el proyecto en la última sesión de año. El comisionado de la Policía, José Luis Caldero estará citado para dar su punto de vista.

«Este municipio tomará las medidas de política pública necesarias, dentro de los poderes conferidos, para distanciarnos de políticas obsoletas reconocidas así internacionalmente, como las que todavía existen con relación al uso de sustancias controladas. Promoviendo la despenalización de ciertas drogas como el cannabis (tendencia de gran éxito mundial), y siendo responsables en la manera de evaluar e implantar las necesarias para Puerto Rico, en este caso en San Juan», agregó Rigau.

Para Rigau el proceso de certificación favorece el acceso a casi cualquier persona que lo solicita, “aquí lo que pasa es el que puede ir y pagar $100, no sé cuánto es, lo certifican. Aquí hay una doble vara”.

Proyecto de Ordenanza Núm. 14, Serie 2018-2019 by Descriminalización.org on Scribd