Policía señalado por ‘registros inconstitucionales’ arresta a tres niñas

El guardia William Irizarry Cintrón adscrito a la División Drogas y Narcóticos de Cabo Rojo intervino con las menores de edad, en horas de la tarde de ayer, en los predios escolares ubicada en el barrio Boquerón en Cabo Rojo. Las menores estudiantes, dos de 13 años y una de 14 años de edad supuestamente se les ocupó 2 bolsitas de marihuana, este caso fue consultado con el Procurador de Menores Juan Soto quien ordenó citar dicho caso para el martes 29 de marzo de 2016 en la Oficina del Procurador de Menores en Mayagüez.

Sorprende como de pronto algunos medios del país y la policía de Puerto Rico sacan de proporción el arresto de tres niñas con supuestamente posesión de marihuana, claro que es reprochable que menores tengan marihuana en la escuela y se necesita atender con la prioridad que se merece. Sin embargo, preocupa que los asuntos de menores y las intervenciones se estén realizando con policías de vez de maestros, trabajadores sociales, consejeros o la administración escolar, junto con sus padres. Para nada apoyamos el uso de sustancias en menores, pero nos cuestionamos si el “show mediático” no es más dañino que la misma sustancia que se busca prohibir. Cotidianamente se repite que por marihuana nadie va preso, pero acaso la estigma y el bochinche de barrio, no será tan perverso como la cárcel misma.

Un caso que se podía haber resuelto en el centro escolar, entre la administración, ahora pasa hacer parte del “show” y el miedo mediático que se le quieren imponer a las sustancias. De vez de intervenir con educación, prevención y los supuestos expertos en estos temas que debe tener el Departamento de Educación.

Además, espanta pensar que el mismo guardia haya sido señalado en la Investigación a la Policía de Puerto Rico hecha por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos División de Derechos Civiles, en el patrón y práctica de registros y allanamientos inconstitucionales, en contravención de la Cuarta y Decimocuarta Enmienda.

En aquella ocasión, en octubre de 2006, un grupo de agentes de la División Antidrogas de Mayagüez allanaron varias casas pertenecientes a la familia Pietri Vargas. Cuatro policías, incluyendo a un William Irizarry Cintrón, “entraron a la residencia sin consentimiento o una orden de allanamiento válida. Una vez dentro, abrieron la puerta del baño mientras Marilyn Vargas estaba tomando una ducha, exponiendo su cuerpo desnudo a los agentes que se hallaban en el lugar. Los agentes preguntaron sobre el paradero de Carlos Pietri Vargas, el hijo de 19 años de edad.

Por razones como esta la policía de Puerto Rico se encuentra en sindicatura y el gobierno de Puerto Rico paga una multa multimillonaria. Sin embargo, guardias con fuertes acusaciones interviniendo con niñas menores de edad dejan mucho que desear. Además, nos cuestionamos que tan viable puede ser un cambio dentro de la policía si no hay un cambio de políticas y mantenemos una ‘guerra’ que le ha dado inmunidad.

Según encuestas de Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca) del 2012, el 12.4% de los adolescentes en edad escolar ha utilizado marihuana y 48% ha utilizado alcohol. Una población que necesita abordarse con educación, prevención, no bajo el miedo y el espanto de los guardias o la prisión.

Los ‘psiquiatras del patio’ recurren a expresiones ‘oscurantistas’ con supuestos efectos del uso de cannabis que no han sido probados y que no tienen nada que ver con un sistema regulado. goo.gl/3XRhVY

Posted by Descriminalización.org on domingo, 11 de octubre de 2015

Related posts: