Policías de Oregón exigen reformar políticas punitivas contra las drogas

A comienzos de semana la policía de Oregón sorprendió a los medios de comunicación haciendo un llamado para transformar las políticas punitivas contra las drogas. El lunes mediante un comunicado de prensa la Asociación de Jefes de Policía y la Asociación de Alguaciles de Estado de Oregón reclamaron que la posesión personal de las drogas se catalogue como un delito menos grave. Esto significa que si una persona está en posesión de una sustancia ilegal, siempre y cuando no sea con fines de distribución, en lugar de ser reducido a un delito menor, una pena mucho menor que conlleva una pena máxima de prisión de un año, en comparación con una pena máxima de 10 años.

Las dos organizaciones están llamando a este cambio en parte debido a los cargos de delitos de drogas “incluyen consecuencias no deseadas y daños, incluidas las barreras a la vivienda, el empleo y un impacto desigual sobre las comunidades con necesidades económicas”. Dicen que los funcionarios electos y los fiscales deben elaborar “un enfoque menos punitivo contra la posesión de drogas cuando es el único delito cometido”.

Los dos grupos exigen que a las personas detenidas por posesión de drogas se le ofrezca tratamiento como un reemplazo para el encarcelamiento.

Oregón tiene regulado el cannabis y el autocultivo de hasta seis plantas, con una reforma sobre la posesión de drogas estaría siguiendo los pasos de California cuando en 2014 los votantes en ese estado aprobó una iniciativa para despenalizar la posesión personal de drogas, así como otros delitos no violentos, tales como pequeños robos y fraudes con cheques. Luego de décadas de guerra contra las drogas, los votantes de California preferieron reformar el código penal cambiando las políticas de seguridad pública. Donde se reducirá el gasto en prisiones e invertirá cientos de millones en las escuelas, en servicios a las víctimas, y tratamientos de salud mental y drogadicción.

Related posts: