Políticos opositores a la regulación del cannabis premian a destilería de ron

Si en algo hemos avanzado con la discusión de las reformas de marihuana es en reconocer que el alcohol y el tabaco, a pesar de estar regulados por el estado, son drogas muchísimo más peligrosas que el cannabis. Por lo que quizás para algunos nos resulte curioso que sean políticos opositores a las reformas de marihuana los que se junten para reconocer los 150 años de la Destilería Serrallés. El senador de mayoría que votó en contra de la despenalización con el PS517, Ramoncito Ruiz, junto a los líderes de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló y Roberto Rivera, destacaron el legado de la destilería “en la aportación social y económica del País”. Estos políticos consideran que la familia Serrallés y el ron Don Q son un ícono de nuestro país. Esto último no pretendemos ponerlo en duda.

Sin embargo si tenemos que resaltar la hipocresía que, estos políticos que suelen anteponer sus creencias religiosas por encima de la evidencia científica, presuman de los beneficios de mantener la regulación de una industria como el ron. Cuando son esas mismas regulaciones y oportunidades las que exigimos los que defienden una regulación del cannabis. Incluso, sin cometer los mismos errores que se han cometido en la industria del alcohol o el tabaco.

Una regulación que cree unas normas de calidad, que genere empleos e, incluso, hasta de un mayor impacto a la economía de Puerto Rico a través de un programa de arbitrios por concepto de las ventas del producto. Cualidades que únicamente se obtienen si el gobierno le quita la ilegalidad a la planta y regula sus mercados

No pretendemos cuestionar los logros y aportaciones de las Empresas Serrallés. Sin embargo, si tenemos que advertir que el desarrollo socioeconómico y la industria de turismo no puede estar amarrado a una industria como el ron. Cuando hemos sido víctimas de las decisiones de corporaciones como Captain Morgan o el mismo Ron Barcardí que cada vez se globaliza más, compra otras compañías y sabe anunciarse en Europa como ron cubano, mientras la empresa tiene sede internacional en Bermudas y oficinas por otros estados además de Puerto Rico.

Si vamos apostar a cambios económicos y a desarrollar otras industrias como el turismo, agricultura y otros sectores económicos es tiempo de quitarle la carga criminal a la marihuana y desarrollar una industria a su alrededor. Ya Jamaica en el Caribe se nos adelantó y cada vez son más los estados en EEUU y en el resto del Mundo que se encaminan a una regulación. Se nos está haciendo tarde.

Conozca sus gustos, preferencias y hasta sus consecuencias.

Posted by Descriminalización.org on Viernes, 17 de enero de 2014

Related posts:

  • Isaac Figueroa

    Javier Sánchez Rivera el cannabis jamás va ser
    legalizada gracias a ellos mismos que cuando se habla del tema todo es un pero
    y hay otras cosas que dañan y no dicen nada que como quiera son legales causan
    problema en la sociedad en las casas más en las carreteras y como quiera son
    legales y total ya todo la isla fuma que dé deben de enfocar al cómo arreglar
    la economía ya que nunca han señalado a los responsables eso lo que deben de
    hacer.