Presentan informe sobre abusos en centros de “tratamiento”

(Download the report in English)

La organización Intercambios Puerto Rico presenta el informe Humillación y abusos en centros de “tratamiento” para uso de drogas en Puerto Rico”, con el propósito de demostrar como la falta de una política de drogas coherente ha tenido consecuencias devastadoras para la población, particularmente en lo que concierne a la violencia, la salud pública y los derechos humanos.

Las políticas punitivas contra las drogas en Puerto Rico han llevado a que las tasas de encarcelamiento, homicidios y de transmisión de VIH alcancen proporciones alarmantes. Sin embargo, la prestación de servicios de salud física y mental, y de asistencia social para los usuarios de drogas que buscan ayuda y tratamiento ha sido dejada en manos de organizaciones que promulgan una política de “abstinencia”, no cumplen con los derechos del paciente de la Ley 408 de Salud Mental y utilizan métodos que no están basados en evidencia científica.

Más del 90% de los programas residenciales licenciados por el gobierno, son manejados por entidades privadas de base comunitaria y/o de base de fe, la mayoría de los cuales utilizan tratamientos sin evidencia científica y siguen el modelo de “comunidades terapéuticas” cuya meta es la “abstinencia total a través de la re-educación del adicto” sin diferenciar el tipo de sustancia ni el nivel de uso.

Los centros que ofrecen “tratamiento” residencial para usuarios de drogas están exentos de cumplir con los derechos básicos del paciente y los estándares de tratamiento, ya que la legislatura de Puerto Rico establece que dichas organizaciones “continuaran brindando sus servicios comunitarios, según su práctica histórica, tradicional y ordinaria”, sin importar el carácter o contenido de dichas prácticas.

Según el informe, la inclusión de dicho articulo fue en gran parte resultado del cabildeo y poder político de Hogar CREA y algunas organizaciones con base de fe, a pesar de la oposición de la comunidad multi-disciplinaria de profesionales de la salud. Esta ambigüedad, les ha permitido a estas entidades continuar utilizando prácticas dudosas y desechadas por la ciencia, como la “terapia de confrontación,” la “terapia de representación y ventas” a la vez que violentan los derechos humanos de los usuarios como el derecho a la confidencialidad, el derecho a no recibir tratamiento cruel, inhumano o denigrante, el derecho a no ser forzados a trabajar sin paga y en contra de su voluntad, y el derecho a recibir tratamiento adecuado y basado en métodos científicos.

Este reporte, realizado por los psicólogos sociales Débora Upegui-Hernández y Rafael Torruella, cuenta con relatos de usuarios que muestran los tratos, abusos y violaciones de derechos humanos recibidos en estos programas de “tratamiento”. Además presenta una serie de recomendaciones para evitar que estos atropellos se sigan cometiendo, especialmente bajo el auspicio de fondos públicos.

Lee Informe:

Humillaciones y Abusos en Centros de Tratamiento Para Uso de Drogas PR

Download the report in English.