Presentan proyecto para legalizar el cannabis a nivel federal

El senador estadounidense Cory Booker de Nueva Jersey presentó el martes un proyecto de ley para legalizar el cannabis a nivel federal.

El proyecto titulado, Marijuana Justice Act,  permitiría que las personas condenadas por delitos relacionados le sean reevaluadas las condenas y también usaría fondos federales para exhortar a los estados a reformar las leyes anti cannabis.

El proyecto de ley (1) eliminaría la marihuana de la Ley de Sustancias Controladas de los Estados Unidos, poniendo fin así a la criminalización federal del cannabis; (2) incentivaría a los estados a mitigar las disparidades raciales existentes en las detenciones por cannabis a nivel estatal; (3) eliminaría las convicciones federales por la posesión de marihuana; (4) permitiría que las personas que actualmente cumplen condena en prisión federal por violaciones relacionadas por marihuana presenten una petición ante el tribunal para la revisión de sus condenas; (5) y crearía un fondo de reinversión comunitaria para invertir en las comunidades más afectadas por la fallida ‘guerra contra las drogas’.

A pesar de que cuenta con el apoyo del público y los miembros de ambos partidos políticos, algunos dicen que el proyecto de ley nunca pasará en el Congreso controlado por los republicanos.

Booker resumió los detalles del proyecto de ley el martes por la tarde en una transmisión en vivo en su página de Facebook.

“Aplaudimos al Senador Booker por presentar esta sólida legislación que no sólo eliminaría la marihuana de la Ley de Sustancias Controladas, sino que proporcionaría alternativas hacia las personas y comunidades que fueron más desproporcionadamente atacadas por la guerra fallida contra los consumidores de marihuana”, señaló Erik Altieri, director ejecutivo de NORML.

Treinta estados, Washington, DC y los territorios de los Estados Unidos de Guam y Puerto Rico han promulgado legislación para el uso del cannabis con fines terapéuticos. Asimismo, unos 63 millones de estadounidenses residen ahora en jurisdicciones donde cualquier persona mayor de 21 años puede poseer cannabis legalmente.

La promulgación de estas políticas no ha afectado negativamente la seguridad en el lugar de trabajo, los índices de criminalidad, la seguridad del tráfico o los patrones de uso de los jóvenes. Han estimulado el desarrollo económico y han creado cientos de millones de dólares en nuevos ingresos fiscales.

En concreto, un informe de 2017 estima que 123 mil estadounidenses están trabajando a tiempo completo en la industria del cannabis. Los ingresos fiscales de estados como Colorado, Oregón y Washington ahora exceden las proyecciones iniciales. Además, numerosos estudios han identificado una asociación entre el acceso al cannabis y menores tasas de uso y abuso de opiáceos, hospitalizaciones y mortalidad.

Related posts: