Presentan proyecto para legalizar marihuana en New York

Representantes de organizaciones que apoyan cambios en la políticas de drogas y funcionarios electos de New York se reunieron en las escalinatas del City Hall. En apoyo al proyecto presentado por la Senadora del Estado de New York, Liz Krueger, que busca regular el mercado de marihuana como lo ha hecho Colorado, Washington y ahora Uruguay. 

El New York State Marijuana Regulation and Taxation Act (MRTA) pondría fin a la criminalización de los adultos que posean un máximo de dos onzas de marihuana y crearía un sistema de regulación que permitiría la venta a mayores de 21 años, al igual que el sistema actual de regulación de alcohol. Las últimas encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses apoya regular el uso de marihuana.

Senadora Liz Krueger y representantes de organizaciones pro cambio de política pública.

Estos consideran que las leyes actuales de marihuana de Nueva York son leyes punitivas que se ejercen en contra de las comunidades pobres y de “minorías” raciales. Aproximadamente 600,000 personas, la mayoría jóvenes negros y latinos, han sido arrestados por posesión de marihuana en Nueva York desde el 1997.  Dañándole su futuro con antecedentes penales que impiden su capacidad de obtener puestos de trabajo, préstamos estudiantiles y hasta vivienda.

“La prohibición de la marihuana es una política que no ha funcionado y es el momento de tener una conversación honesta sobre lo que debemos hacer”, dijo la senadora Krueger en comunicado de prensa del Drug Policy Alliance. “La economía ilegal de marihuana sigue viva y nuestras leyes persiguen a jóvenes neoyorquinos que no han cometido crímenes violentos. Creando un círculo vicioso que arruina vidas y gasta innecesariamente dinero de nuestros contribuyentes. Lo peor de todo, este sistema ha socavado los derechos civiles: los afroamericanos tienen más probabilidades de ser arrestado por posesión de marihuana que cualquier blanco, a pesar que el uso de marihuana entre los dos grupos son similares.”

En NYC, la posesión de marihuana es la principal causa de arresto y el Estado de Nueva York hace más arrestos por marihuana que cualquier otro estado en el país, incluyendo California , Florida y Texas. Casi el 97% de todos los delitos de marihuana en Nueva York fueron por simple posesión.  Donde la gran mayoría de los detenidos (85 %) son jóvenes afroamericanos y latinos, a pesar de que estudios gubernamentales informan que los jóvenes blancos tienen tasas más altas de uso de marihuana.

“Como psicofármaco que he pasado los últimos quince años estudiando los efectos neurofisiológicos, psicológicos y conductuales de la marihuana, puedo decir que las afirmaciones acerca de los daños asociados con el consumo de marihuana se han exagerado demasiado en los medios de comunicación”, expresó el Dr. Carl Hart, profesor asociado de psicología en la Universidad de Columbia.

Estudios muestran que el estado de Nueva York gasta anualmente algunos $675,000,000 por perseguir al que posea marihuana. Un cambio a las leyes le ahorraría al estado cientos de millones cada año, que podrían ser utilizados para mejorar la calidad de vida de los neoyorquinos. Una regulación del Estado podría generar ingresos fiscales altísimos que se encuentra actualmente bajo el control de una economía informal.

Distintas reformas a las leyes de marihuana están en estudio en Albany. Actualmente, el Compassionate Care Act, una propuesta para el uso terapéutico de la marihuana para pacientes con enfermedades graves sigue ganando impulso en la Legislatura. Tan reciente como el año pasado, el gobernador Andrew Cuomo lideró un esfuerzo, en apoyo para que la posesión de marihuana en público fuera una violación y no un delito menos grave. Ese esfuerzo se quedó en el Senado.

Por su parte el policía retirado Jack Cole comentó, “en un entorno regulado y controlado, la marihuana será más seguro para el uso en adultos y menos accesibles a los jóvenes, podríamos limitar la delincuencia asociada con el mercado ilegal y podríamos concentrar los recursos en delitos más graves.” En las encuestas nacionales, los jóvenes suelen decir que es más fácil comprar marihuana que alcohol. A pesar de las leyes punitivas, el 20.5% de los estudiantes de secundaria de Nueva York informaron que utilizaron marihuana en los últimos 30 días. Contrastando con un reducido 12.5% de estudiantes que admitieron haber fumado cigarrillos.

Expertos consideran que la regulación de la marihuana puede ser más eficaz para limitarle el acceso a los jóvenes y crear mecanismos de prevención. “Los neoyorquinos estamos cansados de un sistema punitivo”, reclamó Howard Josepher director del programa Exponents. “Necesitamos un debate sobre alternativas reales a lo que estamos haciendo actualmente. La prohibición no ha bajado el uso de la marihuana y lo que ha creado son jóvenes de minorías raciales y pacientes de enfermedades graves en delincuentes por la mera utilización de marihuana.” 

De ser aprobada esta legislación haría a New York el estado con más población de los Estados Unidos en legalizar y regular el uso de marihuana.

Véase: Estados Unidos permitirá la legalización en los estados

Related posts: