Promovamos los derechos humanos y civiles

Resulta necesario eliminar las sanciones criminales y priorizar en las políticas que respetan los derechos humanos, que han sido ignorados bajo la implementación de las políticas actuales contra las drogas; ya es tiempo que se promuevan la salud pública y la mejor utilización de nuestros recursos.

La implementación de las políticas contra las drogas ha ignorado ampliamente el marco de los derechos humanos y las libertades civiles. Sin embargo, las leyes punitivas no han disminuido el uso o la disponibilidad de las drogas y al mismo tiempo han incentivado el abuso a los derechos humanos tanto a nivel local e internacional.

La militarización de las fuerzas policiacas socava gravemente los derechos humanos y provoca la erosión de las libertades civiles y de las garantías de un juicio justo. La estigmatización de individuos y grupos, en particular las mujeres, jóvenes, afro-descendientes, comunidades desventajadas y personas de orientación sexual, identidad o expresión de género diversas, entre otros, cargan con la peor parte de las políticas punitivas.