Radican proyecto para ‘despenalizar’ la posesión de cannabis en Puerto Rico

Luego de oponerse a cualquier reforma a las leyes anti-marihuana, la delegación del Partido Nuevo Progresista presentó una medida para enmendar la Ley de Sustancias Controladas que reduciría las penas por posesión simple de cannabis.

El proyecto radicado el 23 de enero por la representante ‘prohibicionista’ María Milagros Charbonier crearía “mecanismos coercitivos de carácter administrativo, unido a una actitud clara de liberar a nuestros ciudadanos de los efectos devastadores de la marihuana”. Mientras le provee a “los Tribunales de Justicia de mecanismos de desvíos médicos, con criterios claros, para construir una sociedad libre de drogas”.

El Proyecto de la Cámara 654 busca reducir las penas por posesión y crearía alternativas no carcelarias a las personas que posean dos gramos o menos de cannabis. Las penas del Artículo 404 de la Ley Sustancias Controladas se reducirían de tres años de cárcel a un año y seis meses. De igual forma, las penas de cinco años por mediar circunstancias agravantes se reducirían a dos años de prisión. Y por convicciones previas, la pena que establecía seis años de prisión se reducirían a tres años.

Sin embargo, el Proyecto 654 establece que en los casos que la posesión de cannabis no exceda de dos gramos no se aplicarán penas de reclusión. En cambio, se someterán una serie de multas: se multará con $500 y 10 días de servicios comunitarios, por la segunda ocasión $1,000 y 30 días de trabajo comunitario y en tercera ocasión la multa será de $2,000 y 60 días de servicios comunitarios.

El dinero recaudado por el pago de multas y de aranceles por programas de servicios de 
rehabilitación serán destinados la Administración de Servicios de 
Salud Mental y contra la Adicción para la creación de nuevos centros de programas 
de servicios de rehabilitación; aportación de un 1% para entidades sin fines de lucro que se dedican a dar servicios de rehabilitación y a la Universidad de Puerto Rico, “para que se desarrollen programas de investigaciones médicas que provean a dar soluciones a la dependencia a sustancias 
controladas y al Departamento de Educación para la creación de programas vocacionales para 
personas adictas confinadas y para la creación de programas y propaganda educativa la comunidad sobre los efectos nocivos de la Marihuana y otras sustancias 
controladas”.

PC 654 by Descriminalización.org on Scribd

Related posts: