Razones para terminar con la criminalización de las drogas

La “guerra con las drogas” ha tenido resultados desastrosos. Sin embargo, el gobierno de Puerto Rico, en vez de reconocer el fracaso de la criminalización de las drogas, insiste en conseguir resultados diferentes repitiendo el mismo enfoque punitivo de más de medio siglo. Nuestro sistema de justicia debe atemperarse a los tiempos y enfrentar los problemas relacionados al uso de drogas sin titubeos moralistas de antaño. Por esto, una descriminalización de las drogas orientada hacia una “regulación” de la marihuana  son la mejor opción para debilitar significativamente las consecuencias de esta guerra a la que nos han sometido. Para poder desarrollar un verdadero enfoque salubrista, donde se pondere la reducción de daños, primero tenemos que romper con la criminalización:

  1. Desarrollando un enfoque no punitivo que busque respetar y garantizar nuestros derechos humanos. En repetidas ocasiones la criminalización hacia el usuario de drogas menoscaba los derechos y libertades humanas donde las clases sociales marginadas sufren el peor embate.
  2. Al quitar la carga criminal el gobierno dejaría de despilfarrar billones de dólares en la fallida “guerra contra las drogas”. En cambio, los recursos podrían ser destinados a desarrollar programas de “reducción de daños” utilizando recursos científicos para la educación, prevención y el tratamiento.
  3. Mientras países con políticas anti-prohibicionistas han controlado sus problemas de hacinamiento carcelario en Puerto Rico las cárceles no dan abasto. Y a pesar de que se gasta unos cien dólares diarios por reo, la población penal es altísima. Por consiguiente, las condiciones y servicios continúan siendo precarios.
  4. Eliminando las cargas criminales por el uso de drogas podríamos establecer una verdadera “diferenciación” entre tipos de sustancias, los patrones de uso y determinar cuáles son los verdaderos riesgos del consumo en nuestra sociedad. Con esta información se podría determinar las cantidades que son para “uso personal” y establecer que cantidades serían lo suficientemente altas para catalogarlas con fines comerciales.
  5. La descriminalización podría ser un primer paso a una regulación de los mercados de sustancias controladas como la marihuana donde se garantice un control de producción y consumo con verdaderas normativas sociales. Con la carga criminal, los estándares al producto seguirán siendo inciertos y continuará imposibilitando un tratamiento adecuado.
  6. El desarrollar una regulación de la producción y consumo bajarían los costos de las sustancias y el usuario se sentiría más confiado a buscar tratamiento, si lo considera necesario. El bajar el costo, incrementar los servicios de tratamiento y la regulación de las drogas contraería el mercado del narcotráfico y debilitaría la economía subterránea y, con ello, podríamos reducir los problemas sociales que acarrea la prohibición y criminalización de las drogas.
  7. La descriminalización y regulación podría reducir la adversa alianza del narcotráfico con la corrupción política y gubernamental que tanto ha lacerado la confianza de los pueblos.
  8. La descriminalización podría dar paso a un Plan Nacional Estratégico que pueda integrar múltiples sectores de nuestra comunidad donde se pueda desarrollar servicios de prevención, tratamiento, rehabilitación, reducción de daños y una integración social del individuo.  Quitar el carácter punitivo cuyo objetivo sea mejorar la calidad de vida del usuario, reduciendo los riesgos para la salud individual y colectiva.

Quitar la demonización a las drogas conllevará a que nuestras comunidades aprendan a convivir con los usuarios como lo ha sabido hacer con el que utiliza alcohol o tabaco. Asimismo, aprenderá a darle los servicios necesarios como se supone se haga con cualquier persona que necesite ayuda. La solución no puede seguir siendo ignorar y criminalizar al usuario. Es tiempo de que en Puerto Rico se desarrolle un debate público, serio y amplio sobre la descriminalización de las drogas. Ya basta de darle más vidas a una guerra innecesaria.

http://descriminalizacion.org/

Posted by Descriminalización.org on domingo, 31 de agosto de 2014

 

Related posts: