Reclaman políticas para reducir las muertes por hepatitis

El día que algunos países aprovechan para conmemorar el Día Mundial contra la Hepatitis, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud, instaron a los países a actuar con prontitud para mejorar el conocimiento de estas enfermedades y para aumentar el acceso a las pruebas de detección y al tratamiento. En la actualidad, solo una de cada 20 personas que han contraído una hepatitis vírica sabe que están infectadas, y solo se trata a una de cada 100 personas que la padecen.

En la Asamblea Mundial de la Salud celebrada en mayo de 2016, 194 gobiernos aprobaron la primera Estrategia mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas y acordaron las primeras metas mundiales a este respecto. Una de estas metas es tratar a 8 millones de personas que sufren hepatitis B o C de aquí a 2020. El objetivo a largo plazo, partiendo de las cifras de 2016, es reducir en un 90% la incidencia de las hepatitis víricas y en un 65% la mortalidad por estas enfermedades de aquí a 2030.

Las principales medidas consistirán en ampliar los programas de vacunación contra la hepatitis B; mejorar la seguridad de las inyecciones, transfusiones e intervenciones quirúrgicas; ampliar los servicios de “reducción de daños” para los consumidores de drogas, y el aumento del acceso al diagnóstico y tratamiento de las hepatitis B y C.

“En su perjuicio, el mundo ha hecho caso omiso de las hepatitis. Es hora de activar una respuesta mundial contra estas enfermedades de una envergadura similar a la impulsada para combatir otras enfermedades transmisibles como la infección por el VIH/sida y la tuberculosis”, señaló la doctora Margaret Chan, Directora General de la OMS.

En el continente americano, las hepatitis virales causan más de 125.000 muertes al año, en su mayoría por hepatitis B y C. Se estima que 7.2 millones de personas viven con hepatitis C crónica en la región, de las cuales sólo un 25% ha recibido un diagnóstico y de ellas unas 300.000 reciben tratamiento. En el mundo hay 400 millones de personas infectadas por virus de la hepatitis B o de la hepatitis C, una cifra más de 10 veces superior a los infectados por el VIH. Se calcula que en 2013 fallecieron 1.45 millones de personas a causa de estas infecciones, frente a menos de un millón en 1990.

Las estrategias son ambiciosas, pero se disponen de herramientas para lograr esas metas: tenemos una vacuna y tratamientos eficaces contra la hepatitis B y, aunque todavía no se ha desarrollado una vacuna para la hepatitis C, en los últimos años se ha progresado considerablemente en el tratamiento de esta infección.

Conoce las hepatitis y actúa ya

En el Día Mundial contra las Hepatitis de 2016 la OMS hace un llamado a los formuladores de políticas públicas, los profesionales de la salud y la población en general para que “conozcan las hepatitis y actúen ya”.

OMS insta a las personas a que se informen sobre la infección, tomen medidas positivas para saber si están infectadas mediante la realización de pruebas, y busquen tratamiento para reducir las muertes evitables por estas infecciones prevenibles y tratables.

Las hepatitis víricas (A, B, C, D y E) son un grupo de enfermedades infecciosas que afectan a millones de personas en todo el mundo, causan hepatopatías agudas y crónicas, y matan a cerca de 1,4 millones de personas al año, en su mayoría por hepatitis B y C. Según las estimaciones, solo el 5% de las personas con hepatitis crónica saben que están infectadas, y son menos del 1% quienes tienen acceso al tratamiento.

Mensajes clave del Día Mundial contra la Hepatitis 2016

Conoce las hepatitis — ¿estás en riesgo?

  • Las hepatitis víricas afectan a 400 millones de personas en el mundo y, dada la magnitud de la epidemia, todos estamos en riesgo.

Conoce las hepatitis — hazte pruebas

  • Se estima que el 95% de las personas con hepatitis no saben que están infectadas. Las pruebas para detectarlas son complejas y pueden ser caras; además, la capacidad de laboratorio es reducida en muchos países.
  • No obstante, las directrices sobre la realización de pruebas de detección de las hepatitis que publicará próximamente la OMS asesorarán a los países sobre la adopción de estrategias más simples que les permitirán ampliar los servicios necesarios para realizar esas pruebas.

Conoce las hepatitis — busca tratamiento

  • El desconocimiento y el escaso acceso a los servicios de tratamiento de las hepatitis a nivel mundial significa que la mayoría de las personas que necesitan tratamiento no lo reciben.
  • Más del 90% de las personas con hepatitis C pueden curarse completamente en un plazo de 3 a 6 meses.
  • El tratamiento apropiado de las hepatitis B y C puede evitar la aparición de las graves complicaciones, potencialmente mortales, de las hepatopatías crónicas: la cirrosis y el cáncer de hígado.
  • En opinión de la OMS, la ampliación del tratamiento permitirá salvar 7 millones de vidas entre 2015 y 2030, con los consiguientes beneficios económicos para las comunidades.

Fuentes: OMS, NoHep

Related posts: