Región española plantea regular el uso terapéutico y autocultivo del cannabis

En Valencia se aprobó el pasado miércoles una iniciativa en la que se insta al Gobierno central regular y facilitar el acceso a los tratamientos terapéuticos con cannabis y que se realice los cambios legales oportunos para regular el autocultivo para uso personal, dándole un estatus legal protegido con los votos de casi todos los partidos, excepto el Partido Popular.

La medida establece la creación de una comisión para “estudiar jurídica y técnicamente cómo garantizar el acceso al cánnabis a los usuarios terapéuticos, respetando el derecho a su autonomía con seguimiento médico, considerando el derecho del usuario a cultivar su propia sustancia para el consumo, y fomentar el estudio científico de las propiedades terapéuticas del cannabis”.

En tal comisión participarán “médicos, psicólogos y trabajadores sociales especializados, representantes de asociaciones de usuarios de cannabis y colectivos de personas con enfermedades para las que sea recomendable el uso”.

El texto pide instar al Gobierno a regular y facilitar el acceso a los tratamientos terapéuticos con cannabis bajo supervisión médica para patologías en las que esté demostrada su eficacia o en las que el médico considere indicado. También que regule las especificaciones legales y técnicas para el cultivo controlado de este producto y el posterior uso medicinal con niveles de calidad y seguridad, además de establecer puntos de venta controlados y delimitar redes logísticas para evitar un uso fraudulento o ilegal.

Asimismo, plantea al Gobierno que realice con urgencia las modificaciones legislativas oportunas para regular el autocultivo para uso personal y que se modifiquen todos aquellos aspectos legales necesarios para que se dote de un estatus legal protegido. A nivel autonómico, propone crear una comisión en Las Cortes Valencianas para estudiar a nivel jurídico y técnico cómo garantizar el acceso al cannabis a los usuarios terapéuticos, así como para fomentar el estudio a nivel científico de las propiedades terapéuticas del cannabis.

El diputado de Podemos, Antonio Montiel, ha justificado la necesidad de plantear ahora un debate como este que ya se ha producido en otros países como Holanda, Portugal, Uruguay o Canadá,

Ante “el fracaso de las políticas prohibicionistas de cannabis” y las evidencias científicas, el diputado de Podemos, Antonio Montiel, ha justificado la necesidad de plantear ahora un debate como este que ya se ha producido en otros países como Holanda, Portugal, Uruguay o Canadá. ”De lo que estamos hablando es, básicamente, de derechos humanos”, ha indicado, y de evitar que las más de 100 mil personas que consumen cannabis terapéutico en España puedan acceder al mismo “sin recurrir al mercado negro” y arriesgarse a ser multadas o detenidas”.

También ha incidido en que el consumo de alcohol y tabaco está permitido y hay 20 mil y 50 mil muertes anuales asociadas a ellos, respectivamente, y ha remarcado que se podrían recaudar con el cultivo de cannabis 1.500 millones de euros el próximo año en impuestos, además de los beneficios en la lucha contra el tráfico ilegal y la delincuencia organizada.

El socialista Ignacio Subías, médico, ha indicado que aunque no fume eso no le impide “abrir la mirada” y ver que el cannabis tiene efectos positivos, por ejemplo, para combatir náuseas, crisis convulsivas o epilepsia, y ha incidido también en que la prohibición ha sido “ineficiente” y tan solo “ha creado un mercado ilegal y enormes ganancias”, por lo que “es hora de afrontar el tema de manera racional”.

Garantizar ese suministro terapéutico “es cuestión de derechos humanos“, esta medida evitará que “se les mire como si fueran auténticos narcotraficantes”, expresó Josep Nadal de Compromís. Además criticó a los opositores de la medida señalando que también el agua podría provocar la muerte “si bebes más de 50 litros” y ha indicado que también el alcohol y el tabaco provocan enfermedades y “auténticos dramas sociales” pero se permiten y generan grandes ganancias.