Repiten contratos millonarios a donantes políticos para traslado de confinados

El Centro de Periodismo Investigativo alerta como el gobierno de Puerto Rico recurre a donantes y cabilderos para trasladar confinados a Estados Unidos con contratos multimillonarios que estáb pendientes de ser sometidos ante la Junta de Supervisión Fiscal.  

Los programas de traslado de confinados que implementaron administraciones del Partido Nuevo Progresista (PNP) en 1993 y 2012 a cárceles de Estados Unidos administradas por la empresa CoreCivic culminaron de manera violenta y no generaron ahorros al erario. La empresa no cumplió con los servicios que prometió, los reclusos se amotinaron y regresaron a las cárceles de la isla. Los acuerdos de los traslados, así como tres contratos que recibió CoreCivic para administrar cárceles en Puerto Rico durante la administración de Pedro Rosselló en 1994, fueron un fiasco. Pero aún así la administración de Ricardo Rosselló decidió dar otra oportunidad a CoreCivic. Hace cuatro meses, el Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) le otorgó un contrato que podría costar $125 millones en cinco años para trasladar de forma escalonada al 30 % de la población penal de la isla a cárceles de esa empresa en Estados Unidos.

Corrección esperaba que entre 1,000 a 1,200 confinados participaran de la primera fase de traslado y que el número aumentara a 3,000 en cinco años. “Actualmente son cerca de 1,193 confinados los que han mostrado interés en trasladarse a cárceles en Estados Unidos”, dijo Erik Rolón, secretario de Corrección, ante la Comisión de Seguridad Pública del Senado el 28 de junio. Pero el martes 16 de octubre, Corrección informó al Centro de Periodismo Investigativo (CPI) que han orientado a prisioneros de diez cárceles y que el número de confinados interesados en el programa de traslado es de 490 confinados.

El contrato fue otorgado a CoreCivic en julio de 2018 pero no ha sido firmado, ya que sobrepasa los $10 millones y debe ser aprobado por la Junta de Control Fiscal (JCF) impuesta por el Gobierno de Estados Unidos para controlar las finanzas del Gobierno de Puerto Rico. “El viernes [12 de octubre] se le envió [el contrato] a la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) y estos lo sometieron a la Junta de Control Fiscal el mismo viernes”, dijo Rolón al CPI. La Junta no respondió un pedido del CPI sobre qué tiempo podría tomar la evaluación del contrato.

“Se espera que en las próximas semanas ya salga el primer grupo [de confinados]”, agregó. En agosto y septiembre el secretario ya había dicho que esperaba que saliera el primer vuelo con reclusos, pero eso nunca pasó.

Un Comité Evaluador de Propuestas estaría a cargo de investigar el trasfondo de las compañías que licitaron para ver si “han manejado situaciones y si han tenido problemas de cualquier tipo”, dijo al CPI Luis Cruz Nieves, presidente de la Junta de Subastas durante una reunión el 24 de abril en la sede de la agencia en donde se orientó a las empresas interesadas en el contrato. El Comité coordinado por Ulrich Giménez, secretario auxiliar de administración y gerencia del DCR, quedó compuesto por Alex Joel Torres, Secretario Auxiliar en Programas y Servicios de Corrección, y Janet Rivera, Jefa del Negociado de Instituciones Correccionales.

Durante la reunión con los licitantes para el programa de traslado, Giménez López dijo que había un representante de la firma de abogados Sidney Denson LLC.

El pasado 22 de marzo de 2018 el presidente de Sidney Denson LLC, Alexis E. Quiñones Martínez, hizo un donativo de $2,500 al gobernador Ricardo Rosselló. Al día siguiente, Quiñones Martínez firmó un contrato de $20,000 con el DCR. El contrato, que tenía vigencia hasta el 30 de junio de 2018, lleva la firma de Erik Rolón, secretario de Corrección. Los servicios que prestaría Quiñones Martínez al DCR incluyen “asesoría legal general, consejería estratégica, asuntos gubernamentales y relaciones”, entre otros, según el contrato. Pero el DCR no ha querido precisar el rol que tuvo la firma en el proceso de evaluación de propuestas o en el diseño del programa de traslados.

Quiñones Martínez ha aportado $8,972 en donativos a candidatos del PNP entre 2016 y 2018, incluyendo el donativo de marzo a Rosselló. Entre 2017 y 2018 su empresa Sidney Denson LLC ha firmado diez contratos por servicios legales con diferentes agencias que suman $477,300, incluyendo el de Corrección. En 2012, Quiñones Martínez se postuló como senador por el PNP para el distrito de Humacao en las elecciones de 2012, pero fue derrotado en primarias. Su perfil de Facebook indica que participó activamente en la campaña “Boricua ahora es”, liderada por Ricardo Rosselló y su nombre aparece en el “Plan para Puerto Rico”, el programa del gobernador, en donde Quiñones Martínez fungió como “colaborador”.

Quiñones Martínez no respondió las llamadas ni a un correo electrónico del CPI para indagar sobre este contrato.

Erik Rolón, secretario de Corrección, dijo al CPI que conocía a Quiñones Martínez antes de que firmara el contrato con Corrección, “por la simultaneidad en la escuela de Derecho”, haciendo referencia a que estudiaron a la misma vez en la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana.

¿Cuál fue el proceso de selección de la firma Sidney Denson LLC como asesores del DCR? ¿La seleccionó el secretario de Corrección o fue recomendada por Fortaleza?, preguntó el CPI a Rolón vía correo electrónico.

“La firma Sydney Denson LLC fue contratada por el Departamento de Corrección y Rehabilitación como asesores para que los procesos se produjeran conforme a derecho y cumplieran con los reglamentos en el Área de Subastas. Dicha contratación siguió el procedimiento establecido en ley para la adquisición de servicios profesionales”.

¿Qué experiencia tiene la firma Sidney Denson LLC o su personal en el tema de Corrección o de traslado de confinados?

“La firma Sydney Denson LLC posee la experiencia necesaria y está capacitada para brindar representación, consejería y asesoría en todos los aspectos del área legal”, indicó.

Más asesores y viejos jugadores

La Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) es la agencia que trabaja con el Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) en el diseño del programa de traslado con la asesoría de la firma Bluhaus Capital.

El director general de Bluhaus Capital es Eduardo M. Inclan Pietrantoni, quien también es gerente principal de la empresa financiera McLarty Bluhaus Capital Partners LLC, según documentos del Departamento de Estado. El socio de Inclan Pietrantoni en McLarty Bluhaus Capital Partners es Thomas F. McLarty, un empresario estadounidense que es también Director Independiente de la empresa Union Pacific Corp, cuyos accionistas principales son los mismos accionistas principales de CoreCivic. Estos accionistas son los fondos de cobertura The Vanguard Group, BlackRock Fund Advisors, Fidelity Management & Research Co. y SSGA (State Street Global Advisors) Funds Management, Inc.

El contrato otorgado a CoreCivic para el traslado de confinados de Puerto Rico a cárceles privadas de Estados Unidos, terminaría beneficiando a estas firmas que además han tenido deuda del Gobierno de Puerto Rico. The Vanguard Group adquirió $100 millones en la emisión de bonos de Obligación Generalcalificada como chatarra que lanzó el Gobierno de Puerto Rico en 2014. BlackRock obtuvo $10 millones de la misma emisión.

“Estos acreedores que tienen intereses en CoreCivic, al CoreCivic aumentar el volumen de negocios con el traslado de los confinados, pues el valor de las acciones de CoreCivic, hipotéticamente debería subir. Y en la medida en que las acciones aumentan, la participación que tienen estos acreedores en ese negocio en particular es mayor, tienen un beneficio económico”, explicó Iyarí Ríos, profesor de economía de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras.

Damon Hininger, presidente y director ejecutivo de CoreCivic, comenta en el último informe financierode la empresa que para el 2019 espera un crecimiento en ganancias y en el resultado de las acciones. Esto debido a “cinco nuevos contratos estatales en los últimos 12 meses y las adjudicaciones de contratos recientes, que se espera aumenten el número de personas bajo nuestro cuidado en el resto de 2018”. En el segundo trimestre de 2018 CoreCivic obtuvo $449.9 millones en ganancias.

Para leer la historia completa: periodismoinvestigativo.com