República Checa se encamina a medicalizar la marihuana

Con cambios significativos en las leyes del uso de la marihuana en la República Checa, al Parlamento aprobar la venta de marihuana y medicinas con cannabis en las farmacias. La medida, que contó con el apoyo de todos los partidos,  triunfó por un margen abrumador de 67-2 y ya había sido aprobada en la cámara baja del Parlamento el pasado diciembre.

Pavel Bem, ex alcalde de la Ciudad de Praga y ahora miembro de la Cámara de Diputados del Parlamento se considera uno de los propulsores principales a estas reformas gracias al apoyo recibido a la “Declaración de Praga”.
Pavel Bem, ex alcalde de la Ciudad de Praga y ahora miembro de la Cámara de Diputados del Parlamento se considera uno de los propulsores principales de estas reformas, gracias al apoyo recibido a la “Declaración de Praga”.

Teniendo al ex alcalde de Praga, Pavel Bém, como uno de los autores de la nueva ley que promueve que, “pacientes que lo necesiten y que la utilizan con mucha frecuencia, desgraciadamente en contradicción con la legislación en vigor” puedan usar el cannabis con fines médicos. Según él, también médico, su uso medicinal puede atenuar los síntomas de muchas enfermedades, entre ellas el cáncer, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis, psoriasis y el eccema atópico. Pavel Bém, ahora parte del gabinete del ministro, en el año 2010 cuando era alcalde promovió la “Declaración de Praga” con el propósito que los representantes de los gobiernos municipales tomaran decisiones responsables en cuanto a las políticas de drogas locales y municipales, entablando así como fin la prevención, regulación, tratamiento y reducción de daños en el uso de drogas.

La medida que espera ser confirmada por el  recién electo presidente checo, Milos Zeman, permitiría que desde el presente año se pueda comprar hasta 5 gramos de marihuana al mes en las farmacias checas. Sin embargo, el primer año solo se podrá obtener marihuana importada y más tarde se otorgarán licencias a productores locales para cultivar cannabis.  Esto se ganó la crítica de distintos activistas al entender que aumentaría los costos, se promovería el mercado subterráneo y limitaría la cantidad de empresas que podrían ser seleccionadas para su distribución.

Por su parte la líder del Senado, Alena Gajduskova, criticó que no se permitiera el cultivo local para uso medicinal. “Estos medicamentos son probados, son muy eficientes, pero no debe ser un bien de lujo; esto es completamente inaceptable”, señaló la líder senatorial quien, aunque con reservas, votó a favor de la medida. La República Checa es uno de los países europeos más liberales con respecto al cannabis. La marihuana está descriminalizada y las personas que posean hasta 15 gramos de marihuana o que cultiven hasta cinco plantas, se supone que no sean objeto de cárcel. Por lo tanto, Gajduskova entiende que a los productores que ya tienen plantas que crecen en sus balcones y jardines se les debe eliminar la amenaza de enjuiciamiento criminal si es para su uso médico.

Véase “República Checa: un enfoque humano

Related posts: