Repudiable los arrestos en masa en 4/20 de Puerto Rico

La Policía de Puerto Rico insiste en más arrestos y el uso de la cárcel para tratar los asuntos del uso de cannabis. Las ‘fuerzas del orden’ parecen ignorar el pedido de Alejandro García Padilla para que estos casos no pasaran hacer “prioridad” del Sistema de Justicia.

Sin embargo, los medios noticiosos nos alertaron de 17 personas que fueron puesto bajo arresto por posesión de marihuana en las inmediaciones del Capitolio, ocupándose también tres vehículos de motor. Además, se llevó a cabo un operativo antidrogas en la comunidad La Perla arrestando a cinco personas que venían de las actividades del 4/20, y vendedores.

Cotidianamente se repite que por marihuana nadie va preso en el Sistema de Justicia del Estado Libre Asociado. Sin embargo, los sobre veinte arrestos de ayer en los predios cercanos de la manifestación pro legalización del “4/20 Rally” y los más de cien arrestos ocasionados la semana pasada en las Justas Inter-Universitarias demuestran todo lo contrario. La gran mayoría de los arrestados fueron acusados por la mera posesión de marihuana.

“Lo que en otros países y estados es legal o se castiga con multas que van desde los $25 a $100 otorgadas por el mismo policía, en Puerto Rico se pretende gastar nuestros limitados recursos económicos en servicios de abogados, tribunales y miles de fondos gubernamentales para castigar,” señaló el representante de la organización Intercambios Puerto Rico, Juan Carlos Cusman. Esto en solidaridad con los arrestados frente a los predios del cuartel de la División de Drogas de San Juan, junto con familiares de los arrestados y otros manifestantes convocados por la Juventud del Partido del Pueblo Trabajador.

Por su parte, el director de Intercambios Puerto Rico, Rafael Torruella recalcó la necesidad de cambiar las políticas públicas en la Isla. “Aunque confiamos que estos casos no prosperen en corte, ya es hora que Puerto Rico enfrente los problemas relacionados al uso de drogas sin titubeos moralistas. Por tal razón, le tenemos que exigir a la Cámara de Representantes que vote por el Proyecto del Senado 517. Ya basta de seguir destruyendo vidas y familias.”

“Además, no es cónsono con la situación económica y social que vive nuestro país. Cómo es posible salir de una recesión económica cuando en un abrir y cerrar de ojos, la ‘guerra contra las drogas’ puede comprometer alrededor de 2.5 millones del presupuesto,” señaló Torruella.

Si sumamos los más de 100 arrestos del fin de semana de las Justas Inter-Universitarias, la Policía de Puerto Rico comprometió casi 15 millones del presupuesto para castigar a la juventud del país.

Aunque los casos se sigan cayendo en corte, ese es el total que nos cuesta mantener un preso en prisión en una pena fija de tres años de cárcel. No obstante, con las cortes de drogas, los ‘programas de desvío’ y los centros de tratamientos se reduce el costo a casi la mitad. Entendemos que la prisión y los castigos no deben ser nuestras prioridades como país.

“Sin embargo, nuestros recursos deben ser dirigidos a mejorar los servicios de salud, educación, prevención, en tratamientos basado en evidencia y en el respeto de los derechos humanos. Tenemos que cambiar las leyes antidrogas de Puerto Rico. Nadie debe ir a prisión por el uso de sustancias controladas. Mucho menos por el uso de marihuana, una sustancia menos dañina que el tabaco y el alcohol que ya son regulados por el estado,” concluyó Torruella. Desde las Naciones Unidas donde estuvo deponiendo en la Sesión Especial de la Asamblea General (UNGASS) de la ONU sobre reformas a las políticas de drogas a nivel internacional.

 

Related posts: