Reservas indígenas podrán cultivar y vender cannabis

Las reservas indígenas estadounidenses pronto podrán regular el uso recreativo y médico de marihuana, establecer sus propios dispensarios y regular el cultivo; incluso, en los estados donde todavía es considerado ilegal la posesión de marihuana. Luego de que el Departamento de Justicia diera órdenes a sus fiscales a respetar las soberanías de las tribus y no intervenir con la posesión simple de marihuana, como lo han hecho los estados que han reformado las leyes de marihuana.

indian02

En la actualidad se deja a que cada tribu pueda decidir, con agentes del orden federales disponibles, para continuar con un proceso judicial por el “delito” de poseer marihuana. Históricamente han tenido controversias entre las costumbre del uso del cáñamo entre los nativos americanos y el gobierno federal.

Por supuesto, los factores económicos han motivado un fuerte cabildeo a favor de este cambio de ley. Las tribus pueden generar grandes beneficios económicos, como los hace con sus regulaciones de casinos o la venta de cigarrillos. Sin embargo, queda por verse cuántas tribus se acogerán a las medidas. Ya algunos opositores comienza a repartir los miedos y a desinformar comparando el uso de cannabis con los problemas de alcoholismo que sufren algunas de las tribus.

Por supuesto, las regulaciones federales continuarán aplicándose, no se podrán vender a menores de edad ni cultivar en propiedad federal, entre otras regulaciones que han realizado los los estados que han regulado.

A continuación un mapa de las tierras de las tribus reconocidas por el gobierno de los Estados Unidos que tienen la opción de participar de este cambio de ley.

indian

Existen algunas 566 tribus reconocidas por el gobierno federal por lo que se tendrá muchísima consultoría entre sus líderes y los fiscales federales. Las reservas indígenas tienen sus propios códigos de orden y tienen ciertos niveles de autonomía, algunas tribus tienen hasta su propia policía.

Siempre es un buen momento para reconocer nuestros derechos, nuestra herencia taína y comenzar a diseñar nuevas estrategias de resistencia…