¿Sabes qué es el “kief” de cannabis y cómo se obtiene?

Quizás el término kief lo habrás escuchado antes, si alguna vez ha utilizado un grinder para moler cannabis, es probable que, si el aparato tiene varias capas, haya visto el polvo que se encuentra en el parte inferior. Ese polvillo es Kief.

La palabra “kief” (a veces escrito keef) está conectado a la palabra kayf árabe, que se refiere adecuadamente al placer o bienestar. Dado su alto contenido de THC, esto tiene mucho sentido.

Este polvo se compone realmente de diminutos cristales que se forman en el exterior de los brotes de marihuana. Es sorprendentemente potente, y por lo tanto se utiliza a menudo como una pulverización superficial, espolvoreado sobre la marihuana en pipas o en cigarros para amplificar el contenido de THC.

Debido a que algunos molinos o grinders  tienen una sección inferior donde el kief es capaz de acumularse con el tiempo. A menudo, esta parte de los molinillos (dado el hecho de que es un molinillo de marihuana y por lo tanto se construye específicamente para recoger kief como parte de sus funciones esenciales) es más fácil extraer. De hecho, hay dos secciones de almacenamiento al moler: la primera que recoge la marihuana molida, y el segundo que recoge el kief.

Cuando divides la marihuana en pequeños pedazos usando tus manos, no vas a terminar consiguiendo este valioso polvillo ya que cualquier posible resto se ha quedado pegado en el dedo y resultará totalmente inútil. El hecho de utilizar un grinder o molinillo, es lo que permite que el polvillo se recoja y se almacene, y así se retire cuando uno desee.

El Kief también puede obtenerse a partir de la propia planta de marihuana. Simplemente al coger las hojas y los brotes y frotarlos sobre un tamiz de malla de algún tipo, logrando así un gran polvillo de manera inmediata, y que puede utilizarse al momento. Sin embargo, la recogida desde el fondo de un molinillo es mucho más fácil que utilizar un filtro de malla cada vez que quiera un poco más de cantidad.

¿Cómo se utiliza?  Algunas personas, especialmente aquellos que están preocupados por los efectos que fumar marihuana tiene en la salud, les gustaría reducir al mínimo la cantidad que realmente fuman, por lo que prefieren fumar kief en lugar de la marihuana. Esto se debe a que el polvo es esencialmente un producto concentrado de marihuana (al menos en términos de THC), y por lo tanto va a tener un efecto más largo en comparación con la marihuana tradicional.

Por lo tanto, si alguien prefiere fumar su kief, se puede fumar en una mezcla conjunta con brotes, para así tener una mejor consistencia y más fumable. También se puede fumar en una pipa. Lo más importante a recordar aquí es lo potente que es el kief , no hay que exagerar poniendo una cantidad excesiva, ya que es de un efecto más potente que la marihuana tradicional. Con poner menos cantidad de polvo vamos a obtener el mismo efecto por menos.

También se puede hacer hachís y concentraciones de bho (butane hash oil) a partir de kief. Esto se hace a través de un proceso de prensado. Aunque con kief conseguirás la fabricación de piedras de costo, no va a ser de la más alta calidad de costo que jamás haya visto. Para hacerlo, sólo tiene que doblar un trozo de papel de pergamino, poner el kief en el interior, y usar una plancha para aplastar a ambos lados del papel con las partes metálicas calientes. Por otra parte usa una plancha para presionar hacia abajo en un lado. No dejes que se queme el papel, pero permite que el kief se caliente suficientemente.

El costo resultante se ha descarboxilado y por lo tanto, puede funcionar bien para hacer té, el aderezo para pizza, o cualquier variedad comestibles. Muchas personas prefieren para añadirlo a su café de la mañana (el calor del café activa el THC en el kief), y tendrá efecto mucho tiempo después.

Para hacer determinadas recetas, es siempre recomendable, reducir la cantidad de polvillo que se va a utilizar con respecto a la marihuana en un proporción que puede rondar aproximadamente a la mitad o incluso un tercio de la cantidad que ponga en su receta, ya que dado su concentración, es mejor no excederse.