Senado debería investigar los servicios y programas de tratamiento a drogas

En los pasados días hemos visto el continuo interés del presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera Schatz, en querer investigar la industria del cannabis mediante la Resolución del Senado 583, manteniendo toda una cruzada en contra de la flor de cannabis y los pacientes que están utilizando el medicamento en su forma natural.

Sin embargo, nos cuestionamos cuándo el Senado va a investigar los asuntos de drogas que realmente nos afectan y van a crear políticas para evaluar los servicios y programas tratamiento a drogas en Puerto Rico.

Por lo que le exhortamos al presidente del Senado a que deje el tema de ‘cannabis medicinal’ a las agencias pertinentes y se enfoque en realizar una resolución con el fin de investigar los “centros de tratamientos” o de “rehabilitación” para las personas con problemas de dependencia a drogas en el país. Estos espacios que atiende a muchas personas reciben fondos por parte del gobierno y nadie se inmuta en supervisar y realizar evaluaciones adecuadas y constantes de las prácticas que se realizan en estos espacios.

Estos lugares en muchas ocasiones se convierten en centros de trata, donde se violentan los derechos humanos de aquellxs que recurren a estos lugares con la esperanza de quitarse del consumo de sustancias psicoactivas y lo que encuentran es tortura, humillación y hasta muerte, tratos bastantes distantes a lo que se supone sean tratamientos para problemas de uso crónico de sustancias.

Este tipo de acciones también incumplen con el estado de derecho vigente. Más aun, estas acciones, afectan a toda la sociedad (comunidades, familias, trabajos, economía), porque seguimos invirtiendo dinero en lugares en que no se están teniendo los resultados esperados. Continuamos con personas enfermas en las calles, deseosos de encontrar lugares que le ofrezcan un tratamiento que realmente les ayude y los saque de una vez por todas del circulo vicioso que terminan viviendo. No dejan de ser ciudadanxs que legítimamente necesitan servicios de salud como tratamiento médico señor presidente.

Es responsabilidad del gobierno y de las instituciones públicas tomar medidas para remediar esta situación y evitar que estos atropellos se sigan cometiendo, especialmente bajo el auspicio de fondos públicos y más en estos tiempos que los fondos escasean.