Senado de Puerto Rico aprueba ley y más restricciones al ‘cannabis medicinal’

El sábado a altas horas de la noche y con 20 votos a favor y 10 en contra, el Senado favoreció la Ley que regularía la industria del ‘cannabis medicinal’ en Puerto Rico y autorizaría la vaporización de la flor en casos de pacientes diagnosticados con enfermedades terminales o cuando no hayan otras alternativas idóneas o adecuadas de tratamiento.

El Proyecto del Senado 340, detalla que el 10% de los recaudos que genere el cannabis por concepto del IVU se le otorgaría al Hospital de Trauma del Centro Médico de Río Piedras y el 50% de multas por violaciones a esta Ley serán destinados al presupuesto operacional de la Universidad de Puerto Rico. Del mismo modo, la pieza enmienda la Ley de Tránsito para que el cannabis medicinal se incluya como sustancias prohibidas para conducir bajo sus efectos. Los senadores fundamentalistas Angel Martínez y Nayda Venegas se opusieron a la medida anteponiendo su criterio religioso por encima del raciocinio y la evidencia científica. De igual forma, varios senadores de la minoría del Partido Popular, el senador independiente Vargas Vidot y el senador independentista Juan Dalmau se unieron a los votos en contra de la medida por considerarla que no va a favor de los intereses de los pacientes.

Durante la presentación de la medida, el presidente del Senado Thomas Rivera Schatz hizo un recuento sobre el proceso de audiencias públicas indicando que el proyecto une el aspecto de la academia con lo salubrista y trae el aspecto de seguridad y control en un tema tan sensitivo como este. Además, que el proceso legislativo ha ido transformando este proyecto «como es el curso normal». No obstante reiteró, que las propiedades del cannabis «son incuestionables«.

«El saldo neto de esta gestión es un proyecto bastante completo pero no perfecto. Nuestra legislación, y así lo expresó el representante (de Colorado) Daniel Pabón (dijo en vista pública), que esta ley es una ley completa y de avanzada que ubicará a Puerto Rico en una zona muy importante en el desarrollo científico y de salud. Le pido a todos los compañeros que favorezcan esta medida con su voto,” alegó el presidente del Senado.

«El potencial que tiene el cannabis medicinal es incuestionable y habrá gente que se quiera aprovechar de este Proyecto para hacer dinero… pero si nosotros no aprobamos un proyecto que siga abriendo el camino pues entonces aquellos que quieren reconocer el poder del cannabis medicinal pero no quieren votar a favor son los primeros obstáculos que tenemos que vencer… Esto es un Proyecto de Puerto Rico para ubicarnos en los tiempos modernos,” esbozó Rivera Schatz.

La medida sobre el ‘cannabis medicinal’ provee un marco regulatorio que permitiría el tratamiento de ciertas condiciones médicas mediante la utilización de derivados del cannabis. El dolor crónico, desorden de ansiedad, fribromialgia, artritis y cáncer son las principales condiciones médicas que presentan los mas de 8 mil pacientes y recipientes de cannabis medicinal en la Isla. Estas 5 condiciones representan el 69% del total de los pacientes. Con esta medida legislativa, Puerto Rico se une a más de 30 jurisdicciones que han regulado el cannabis, quince de las mismas permiten el autocultivo casero de un promedio de más de seis plantas por familia.

Entre otras enmiendas aprobadas se encuentra que el ‘cannabis medicinal’ solo podrá ser recomendado cuando exista una evaluación médica al paciente y su historial médico. De esta forma, la medida define lo que será la relación medico-paciente bonafide y establece que lo recomendará un médico autorizado por el Cuerpo Asesor Médico. Este cuerpo estará conformado por el Secretario de Salud, dos médicos reconocidos, un farmacéutico autorizado y un académico con experiencia en investigación.

Asimismo, el cannabis estará en la Clasificación II de la ley de Sustancias Controladas y solo se permitirá su consumo en los hogares y lugares privados según definido en la medida.

Sobre la identificación de pacientes y acompañante autorizados, ambos deberán poseer una identificación con foto emitida por la Junta Reglamentadora del Cannabis. El acompañante no podrá ser convicta por venta o distribución de sustancias controladas. Esta Junta será liderada por el Secretario de Salud.

Sobre los temas seguridad, la Junta tendrá a su cargo desarrollar un sistema monitoreado 24 horas sobre la distribución y transportación del cannabis. Se transmitirá video y fotos en vivo a un centro de comando que estará establecido en un local distinto al local donde estén las cámaras de seguridad.

Quizás para separarse de la antigua reglamentación, los creadores de la medida se pusieron «creativos» y jugaron con el nombre y las siglas, ahora la medida se conocerá como la Ley para Mejorar el Estudio, Desarrollo e Investigación del Cannabis para la Innovación, Normas Aplicables y Límites (Ley MEDICINAL) con el fin de reafirmar la prohibición del uso recreacional del cannabis; crear el marco legal en Puerto Rico para atender el cannabis medicinal; establecer los usos medicinales y de investigación científica del cannabis en conformidad con el marco regulatorio Federal.