Senador exige destitución del Secretario de Seguridad Pública

Basta ya de continuar protegiendo la incompetencia y el fracaso en sus gestiones del señor Héctor Pesquera”. De esta manera exigió el pasado jueves en su turno el portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, el que dicho Cuerpo le retire la confianza al funcionario y se le solicite al Gobernador que lo destituya inmediatamente. La expresión fue recogida en la Resolución del Senado 648, de la autoría del senador independentista.

“Luego de haberle votado en contra a su nombramiento, por varios meses he insistido ante este Cuerpo y hoy lo reitero con más vehemencia, el Senado de Puerto Rico y el Gobernador no pueden continuar protegiendo a Héctor Pesquera. El fracaso de este señor en su gestión como superintendente de la policía de Puerto Rico durante el cuatrienio comprendido entre el 2009 y el 2012 fue de tal grado que provocó que esa Agencia fuera vergonzosamente colocada bajo la monitoría directa del Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico. Y hoy, a su incapacidad de hacer frente al alza vertiginosa del narcotráfico, los asesinatos, homicidios y otros crímenes violentos que sufrimos en país, se suman comentarios cínicos, arrogantes y desacertados manifestados públicamente por este en días recientes que evidencian de su faz que no es digno de la confianza de este Cuerpo”, sentenció el senador Dalmau Ramírez.

Entre los comentarios públicos emitidos por Pesquera que a juicio de Dalmau Ramírez resultan indignantes está su afirmación de que se siente tranquilo al desplazarse solo por áreas públicas en Puerto Rico, cuando es de conocimiento general que el Secretario cuenta con una escolta de protección permanente a su haber. El senador independentista condenó también que ante el exorbitante sueldo de $248,500 anuales que devenga el funcionario, este indicara que es el salario que necesita “para sobrevivir”.

“Esto no es sólo un escupitajo en el rostro de la clase trabajadora del país, sino que es muestra de que él necesita más al Departamento de Seguridad Pública de lo que el referido Departamento y el pueblo de Puerto Rico lo necesitan a él. Por todo esto y muchas otras cosas más, no es posible que el Secretario goce de la confianza de este cuerpo. Las deficiencias e insensibilidades que reflejan sus ejecutorias en el momento presente requieren, ya no su comparecencia a una vista de interpelación, que por semanas este servidor había estado peticionando y fue derrotada por la mayoría, sino su destitución. El Senado debe retirarle la confianza al señor Héctor Pesquera como secretario del Departamento de Seguridad Pública y solicitarle al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, que lo destituya de forma inmediata e irreversible”, concluyó el Portavoz senatorial del PIP.