Trump calificó “emergencia nacional” la crisis con el abuso de opioides

El presidente Donald Trump expresó el pasado jueves que su administración estará redactando documentos para declarar como una “emergencia nacional” la epidemia con el abuso de opioides que sufre Estados Unidos. “La crisis de los opioides es una emergencia y estoy señalando oficialmente que ahora es una emergencia. Es una emergencia nacional”, señaló Trump. “Vamos a gastar mucho tiempo, esfuerzo y mucho dinero en la crisis con los opioides”, agregó.

La epidemia con los opioides es diferente a cualquier cosa que “alguna vez hemos tenido”, señaló Trump en su campo de golf en Bedminister, NJ.

“Cuando crecía estaba el LSD y habían generaciones batallando con las drogas. Pero nunca ha habido nada como lo que le ha pasado a este país en los últimos cuatro o cinco años”, señaló el presidente de Estados Unidos.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades ocurren algunas 142 muertes por sobredosis al día en EEUU, pero según el Trump esto no es un problema exclusivo de los Estados Unidos. “Esto está ocurriendo en todo el mundo. Pero esta es una emergencia nacional, y ahora estamos diseñando los documentos para certificarlo”, reclamó Trump.

Esto contrasta con los comentarios de principios de semana cuando expresó que la mejor manera de detener la adicción a las drogas es “evitar en primer lugar que las personas abusen de las drogas”.

“Si no empiezan, no tendrán ningún problema. Si empiezan, es terriblemente difícil salir”, señaló el presidente después de reunirse con miembros de su gabinete, entre ellos el director de la Salud y Servicios Humanos, Tom Price.

Una comisión Trump creada en marzo publicó un informe la semana pasada que señala que la “epidemia de opioide que estamos enfrentando es incomparable” e instó al presidente a declarar una emergencia nacional.

Sin embargo, una declaración de emergencia nacional no es necesaria, señaló Price, alegando que la Casa Blanca tenía los recursos necesarios para combatir la epidemia. Señaló que las emergencias suelen estar reservadas para problemas de un “tiempo limitado” como el brote de Zika o el daño causado por el huracán Sandy.

Fuente: NYPost

Related posts: