Urge se realicen pruebas toxicológicas para detectar fentanilo en Puerto Rico

En Puerto Rico el fentanilo no se compra en las calles pero el opiáceo ha sido integrado en drogas como la heroína y la cocaína. Las personas que utilizan este tipo de droga desconocen que ya ha sido mezclada, colocándolos en una situación de alto riesgo.

El fentanilo (fentanyl) es utilizado  como analgésico y anestésico, y es considerado 50 veces más potente que la heroína y 100 veces más fuerte que la morfina. En los primeros tres meses de este año el Negociado de Ciencias Forenses había confirmado 40 muertes por sobredosis de fentanilo, mientras otros 60 casos aguardaban para ser evaluados, según información del Departamento de Seguridad Pública.

Sin embargo, resulta alarmante que las autoridades en Puerto Rico se encuentran a ciegas para conocer las sustancias y las áreas donde se está mezclando las drogas con fentanilo.

El secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor M. Pesquera, le confirmó al periódico El Vocero que la máquina para pruebas toxicológicas que se utiliza en el Negociado de Ciencias Forenses —una de las agencias bajo su tutela— está dañada hace meses. Reemplazarla costaría alrededor algunos 500 mil dólares, dinero con el cual la agencia no cuenta.

Por el momento el problema de poder realizar las pruebas toxicológicas estará dependiendo de que algún laboratorio en Estados Unidos done una máquina, expresó el Jefe de Seguridad mejor pagado de EEUU y sus territorios.

Mientras, las autoridades no pueden diseñar estrategias para dar con los importadores y distribuidores de fentanilo, el Negociado de Ciencias Forenses se ha convertido en una agencia sin recursos, sin la capacidad de poder cumplir con las funciones y en otra agencia olvidada dentro de la sombrilla del Departamento de Seguridad.

Por otro lado, el gobierno “celebró que por primera vez se ocupó un cargamento de fentanilo” en aguas de Puerto Rico. Cuando una embarcación que se encontraba a cuatro millas náuticas de la bahía de Añasco procedente de la República Dominicana supuestamente se le ocupó un saco blanco, y que posteriormente se le encontró que contenía en su interior dos paquetes de cartón con ampolletas identificadas como fentanilo. Por supuesto, se tendrá que esperar por las pruebas que se realicen en el exterior ya que no se cuenta con la maquinaria para realizar las pruebas toxicológicas.

Pero a pesar de las alzas en las muertes por sobredosis y que el gobierno no puede cumplir con sus funciones de seguridad pública, la legislatura no se acaba de poner de acuerdo para aprobar la “Ley para la Prevención de Muertes por Sobredosis de Opioides en Puerto Rico”. Por diferencias entre los cuerpos legislativos y unas enmiendas realizadas en la Cámara, estamos permitiendo que centenares de personas se mueran por sobredosis sin hacer nada.

Han pasado alrededor de dos años desde que esta administración aprobó la medida en el Senado, quienes en el pasado cuatrienio también aprobaron un proyecto similar. La medida permitiría la apertura de la utilización, venta y distribución de Naloxona, un medicamento que ayuda a contrarrestar los efectos de los derivados de los opioides cuando se está sufriendo una sobredosis.