Uruguay comienza la venta de cannabis estatal en farmacias

Por primera vez en la historia, un país de América Latina comenzó a vender cannabis de manera oficial, cuando en el día de hoy abrieron los comercios en Uruguay. Con casi 5 mil ciudadanos registrados como “adquirentes” que podrán comprar cannabis “recreacional” en 16 farmacias del país a $1.30 dólar el gramo. Por el momento, estará libre del impuesto al consumo (IVA). Así lo decidió el Estado, que fijó el precio para competir sobre todo con el cannabis que llega de manera ilegal.

Se trata del último paso de la ley que reguló el mercado del cannabis en el país hace casi cuatro años y que fue presentada como una estrategia de lucha contra las drogas introducidas ilegalmente. Los otros dos métodos para adquirir cannabis lo son el autocultivo de un máximo de seis plantas y los clubes cannábicos. Ambos métodos funcionan con normalidad y sin incidentes destacables. Para comprar, el consumidor debe haberse registrado antes y para ello tiene que residir legalmente en el país, lo cual elimina la posibilidad de venta a turistas.

Tan solo los ciudadanos uruguayos mayores de 18 años interesados en acceder al cannabis legal podían elegir entre cosechar en su casa o asociarse con amigos, conocidos o algún jardinero y plantar hasta 99 plantas hembras para llevarse una porción mensual de 40 gramos como máximo. No obstante, la nueva medida permite que también se pueda optar por comprar en las farmacias hasta 40 gramos al mes.

No obstante, las autoridades han atribuido el continuo retraso a la venta en farmacias a la necesidad de medidas de seguridad. Pero también es sabido que el actual presidente Tabaré Vázquez, no apoya la ley aprobada durante la administración de José Mújica.

“Soplan vientos de cambio y en Uruguay se termina un tiempo de ilegalidad,” expresaron activistas del Colectivo ProDerechos en Uruguay. “Estamos todos más contentos de poder hablar de drogas con menos tabúes. Ya hace tres años que cultivamos de forma segura, y luego de 43 meses comienza la venta en farmacias. La falta de transparencia del proceso y la nula implementación del cannabis para uso medicinal son una muestra más del Uruguay del ‘impulso y su freno’, con sectores de la burocracia pública que ganan autonomía respecto a las definiciones políticas”.

A la vez que expresaron la necesidad de multiplicar la incorporación de enfoques basados en la reducción de daños en la acción educativa.

Los dejamos con la versión de la canción de “Despacito” que activistas compusieron para describir el proceso que están viviendo en el Uruguay.

Related posts: