“El uso de cannabis disminuye la frecuencia de sufrir dolores de migraña”

La migraña es una alteración nerviosa que provoca fuertes dolores de cabeza y alteraciones en el sentido de la vista. Los dolores de migraña pueden durar horas a días, y aunque se origina de manera confusa son una combinación de problemas del sistema circulatorio, del tejido nervioso y desequilibrios químicos en el organismo. Una de las sustancias químicas que intervienen en este proceso es la serotonina, compuesto que el consumo de THC puede estimular.

Según investigaciones del National Institutes of Health (NIH), agencia bajo la sombrilla del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, en el primer ensayo clínico para demostrar los efectos del consumo de cannabis para los pacientes de migraña señaló que, “el consumo de cannabis disminuye significativamente la frecuencia de lo dolores de migraña”.

No existían investigaciones disponibles que demostraran los efectos del cannabis en pacientes con migraña, sin embargo el ensayo clínico publicado en la revista Pharmacotherapy demostró que, “los posibles efectos de los cannabinoides sobre la serotonina en el sistema nervioso central muestra como el cannabis puede ser una alternativa terapéutica para las personas que sufren migraña”. Partiendo de esa premisa, “el objetivo de este estudio fue describir como los efectos del cannabis disminuyen la frecuencia mensual de los dolores de migraña.”

De los 121 pacientes que participaron en la investigación, dos tercios tenían un historial de consumo de cannabis en el momento del inicio del estudio. Para dicha investigación se usaron diversas formas de consumo, por lo visto el cannabis inhalado era el método favorito de los participantes. De mismo modo, el cannabis comestible (que puede tarda más tiempo en hacer efecto) se utilizó más como prevención que como tratamiento del dolor de cabeza agudo.

El mecanismo por el cual la marihuana puede prevenir la migraña, e incluso tratar los episodios agudos, todavía se desconoce. De hecho, 15 de los participantes no vieron efecto en el consumo de marihuana, y 3 de ellos afirmaron un aumento de episodios migraña. Pero por lo general, los efectos más comunes reportados fueron positivos con la prevención y disminución de la frecuencia de sufrir migraña (24 pacientes [19,8%]) y otros alegan que se le eliminaron los dolores de migraña (14 pacientes [11,6%]).

Los investigadores manejan la hipótesis de que los efectos podrían tener algo que ver con los receptores cannabinoides diseminados por todo nuestro organismo de forma fisiológica, los cuales tiene propiedades anti-inflamatorias y analgésicas y se ven afectados por el cannabis. Asimismo, los cannabinoides pueden afectar a otros neurotransmisores como la serotonina y la dopamina.

El nuevo reglamento de ‘cannabis medicinal’ en Puerto Rico incluye la migraña como una de las condiciones que pueden tratarse en la Isla con cannabis.

Related posts: